La Fiesta de la Música pone ritmo al viernes en Valladolid

Como se viene repitiendo desde hace unos años, Valladolid acoge en el mes de junio la Fiesta de la Música, un espacio donde las calles, plazas y cualquier recoveco de la ciudad se convierte en el lugar perfecto para montar un pequeño escenario y comenzar a tocar. 

Este año no iba a ser menos y ya desde las doce de la mañana de este viernes veintiuno, han comenzado los preparativos del evento. La Plaza del Rosarillo, Cantarranas, el Pasaje Gutiérrez o Portugalete, cualquier lugar sirve para disfrutar de un poco de música, tanto local como de otras partes del país.

 

 

Si por la mañana ya empezaban a llegar algunos curiosos a los lugares citados antes, a lo largo del día han ido apareciendo más. Así, muchos han decidido aprovechar el buen tiempo y tomarse algo en cualquier terraza amenizada con la música de un Dj o de un grupo musical.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre los grupos locales, podemos destacar a Cosmics Birds, The Levitants, JR & The Gang, Bicycle Thief, The Jackets, La Brocha Blues o el Meister, entre otros muchos. 

 

Desde adultos hasta niños, amantes del bues, el pop, el rock o la música clásica, todo aquel que se sienta atraído por la música en directo o quiera conocer esta propuesta más de cerca, puede animarse a salir a la calle, no tiene más que seguir el eco de los instrumentos y las voces y dejarse guiar hasta el lugar de donde venga la música.

 

 

DESDE LOS ORÍGENES

 

La Plataforma de la Música viene celebrando desde 2008 en Valladolid la Fiesta de la Música, una iniciativa que surge de la mano de las asociaciones culturales como Colectivo Rémora, el Open Mic, el Espacio Joven, el Colectivo Laika  o el Cuadrilátero Cultural y de los propios artistas, para promocionar la cultura musical en la ciudad y reivindicar la difusión de la cultura en los pequeños círculos que proponen iniciativas como esta. 

 

Esta propuesta sigue la estela de otros países como Alemania o Francia, donde  en 1982 se crea la Fête de la Musique (donde la Plataforma de la Música está agrupada), que tiene como objetivo la difusión internacional de la práctica musical, así como el interés del público hacia esta faceta cultural. Todos sus conciertos son al aire libre y gratuitos y engloba a artistas de distintos géneros, tanto profesionales como aficionados.

 

Así, desde 2009 esta fiesta se celebra en más de 110 países, dando lugar a un evento de gran envergadura internacional.