La Fiesta de la Moto de Valladolid mete primera pendiente de la meteorología

A. MINGUEZA

Este viernes han comenzado a llegar los primeros moteros a la zona de la Antigua Hípica y por la noche tienen ya lugar las actividades más tempraneras.

Las motos rugen, de nuevo, en Valladolid. No es lo mismo, no es Pingüinos, pero al menos la ciudad vuelve a disfrutar de un evento motero que le permita mejorar la economía de la ciudad y rescatar la llama de lo que se espera vuelva para el año que viene. Así las cosas, la Fiesta de la Moto ha metido primera desde este viernes por la mañana, momento en el que han empezado a llegar los primeros moteros a la zona de la Antigua Hípica, donde tendrán lugar el grueso de las actividades.

 

Este mismo viernes por la mañana el tiempo parecía respetar las ilusiones moteras, pero por desgracia no parece que la alegría vaya a durar demasiado tiempo. Por un lado un hombre que venía de Murcia, otro que lo hacía desde Madrid, y por supuesto una gran mayoría que contaban con acto de presencia por parte de Valladolid. La cifra rondaba los 4.000 inscritos a final de este jueves, con lo que habrá que ver si se alcanzan los 10.000 participantes previstos contando aquellos que compren entradas individuales para sábado y domingo.

 

Desde luego, y manteniendo las distancias con lo que había sido hasta 2014 Pingüinos, si algo había en la Antigua Hípica es buen ambiente. Las casetas preparadas, las enormes motos aparcadas sobre el barro y muchas ganas de pasar un genial fin de semana que se espera más pasado por agua que otra cosa. Alguno incluso de atrevía ya con las primeras hogueras de la mañana, y es que cabe recordar en este sentido que en esta ocasión se cumplen al 100% las exigencias ecologistas.

 

Tras la visita de Óscar Puente a la zona, quien dejó patente que cuenta con grandes expectativas para todo lo que va a ser este fin de semana, las primeras motos fueron llegando al espacio de la Hípica. Les hay quienes prefieren llegar antes, hay otros que, quizá por cuestiones laborales, llegarán después, pero todos tienen el mismo objetivo, que no es otro que convertir Valladolid en ciudad motera estos días.

 

Este viernes por la noche tiene lugar la inauguración oficial a las 20.30 horas con un vino de bienvenida en la propia zona de la Hípica, donde los moteros presentes darán el pistoletazo de salida a la diversión, para acto seguido, a las 21.00, comenzar con el concierto de Trogloditas, La Guardia, La Frontera, Rebeldes y Burning.