La Fiesta de la Moto de Valladolid estará pasada por agua

La Plaza Mayor de Valladolid, en un día de lluvia. BORIS GARCÍA

La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología para este viernes, sábado y domingo es de lluvias constantes todos los días, además de temperaturas que no superarán los diez grados.

La cabalgata de Reyes se salvaría este martes de la tan temida lluvia, algo que hubiera sido un desastre para los miles de niños que ansiaban ver a Melchor, Gaspar y Baltasar, pero los que no tendrán tregua en este sentido serán los moteros. Sí, este fin de semana se celebra la Fiesta de la Moto en Valladolid, y parece ser que el tiempo no va a ser clemente con las miles de personas que llegarán a la ciudad desde este viernes y que desembarcan –valga la expresión- con ganas de pasarlo bien con una pasión común de dos ruedas.

 

No hay más que mirar la previsión meteorológica de la Agencia Estatal de Meteorología para comprobarlo en primera persona. La lectura que puede hacerse es muy rápida; agua, agua y más agua. De hecho el mismo jueves, cuando las avanzadillas comiencen a llegar a la zona de la Antigua Hípica, ya hay amenaza de lluvia en Valladolid, y de hecho en gran parte del resto de España.

 

Para el viernes, por hablar en porcentajes, la probabilidad de lluvia que da la AEMET es superior al 80% durante todo el día, y la cosa no cambia mucho sábado y domingo. Sin duda se tratará de unas jornadas complicadas para los moteros, que tendrán que ir con cuidado si no quieren acabar en el suelo durante las actividades.

 

Y no solo eso. El frío también será un factor a tener en cuenta para los amantes de los vehículos de dos ruedas. Entre viernes, sábado y domingo no se superarán los diez grados de temperatura máxima, algo lógico si se tiene en cuenta que el solo se va a pasar la mayor parte del tiempo escondido entre nubes. El viernes las temperaturas estarán entre los 5 y los 10 grados, el sábado entre 3 y 10 y el domingo entre 7 y 9.

 

Desde la subdelegación de Gobierno de Valladolid ya han asegurado que los dispositivos de Policía y de Guardia Civil por las carreteras y en las inmediaciones de la Antigua Hípica, camino a Puente Duero, serán mayores precisamente para evitar accidentes y contratiempos. Un dispositivo que arrancará el mismo viernes con la llegada de los primeros moteros.