La fiebre Pokémon no se contagia en los comercios de Valladolid

Pese a lo que pudiera parecer, los jugadores de Pokemon Go no han impulsado los comercios vallisoletanos de cómics y merchandising. Los usuarios del juego no son los habituales de ese tipo de tiendas y son más asiduos a compras por internet.


 

A diferencia de en otras capitales, como Salamanca, en Valladolid el tirón Pokémon no se ha trasladado a los locales de cómics y demás comercios del sector. Desde Castilla Cómics lo tienen claro, “la gente que está jugando a Pokémon con su móvil no es la lectora habitual de sus cómics, y creo que es distinto hacerte fan de una cosa que de la otra”.

 

Ya han pasado casi dos semanas desde el lanzamiento del juego, y según se cree en La Parada de los Cómics, “si no ha afectado ahora con el boom, es posible que ya no lo haga nunca porque lo normal en estos casos es que las modas se desinflen con el tiempo, aunque nunca se sabe, ojalá”.

  

Suena algo raro que un fenómeno de dimensiones como las que está tiendo Pokemon Go no haya afectado en los deseos de compra de sus usuarios, y puede que ahí radique el quid de la cuestión: sí ha influido, pero en internet. Las ofertas proliferan por la red a precios más que competitivos, en muchos casos en detrimento de la calidad.

 

Pero quien compra merchandising de Pokemon a raíz de este juego no suele buscar calidad, como ocurre con muchas otras modas, lo que se quiere es satisfacer una demanda que ha crecido en 10 días pero que nadie garantiza que se vaya a sostener en el tiempo. Otro motivo por el que se recurre a Internet es por la variedad de productos, que te permite darle un toque de originalidad a lo que compras que a veces no puedes encontrar en tiendas locales.

Noticias relacionadas