La FIBA impide al Club Baloncesto Valladolid inscribir a Hernández Sonseca

Eduardo Hernández Sonseca.

Mazazo para el proyecto deportivo del C.B. Valladolid. La FIBA ha anulado definitivamente la licencia de Hernández Sonseca, que no podrá jugar esta temporada con el equipo vallisoletano al estar el club sancionado a raiz de un incumplimiento con el contrato del ex jugador Otello Hunter.

La directiva actual podría echar la culpa al pasado, pero es lo que se ha encontrado. En realidad, cada vez que el nuevo equipo de Sunil Bhardawj abre un cajón se encuentra con una sorpresa. En este caso la situación se conocía, pero el club realizó diferentes gestiones y consultas con la Federación Española, la de Castilla y León e incluso la propia ACB para saber si podía tramitar la licencia federativa de Hernández Sonseca sin el riesgo de ser anulada a través de un pequeño basado en que el jugador tramitó en España su primera ficha federativa. Esas gestiones abrieron el camino pero finalmente la FIBA ha negado su inscripción.

 

Consciente del riesgo al plantear este fichaje, riesgo que asumía, el CB Valladolid instensificó sus consultas para evitar los problemas que se plantean ahora, incluso ya disponia del Transfer Internacional emitido por el equipo belga donde Hernández Sonseca jugó la pasada temporada. Este Transfer había sido cursaco a la FIBA que inicialmente lo dio de paso. 

 

Todo esto se remonta a la etapa del Club Baloncesto Valladolid y la salida de Otello Hunter del equipo. El jugador denunció a la FIBA los impagos que le adeudaban y la Federación Internacional le amparó, bloqueando cualquier posibilidad de fichaje para el CB Valladolid en el entorno FIBA. El club recurrió y ese tiempo ganado le sirvió para realizar incorporaciones mientras se resolvía un tema cuyo proceso recurrente a terminado. Si el CB Valladolid quiere solventar esta situación deberá abonar 150.000 euros que ahora mismo no tiene. Y tampoco tiene a Hernández Sonseca.

 

La noticia ha caido como una bomba en el CB Valladolid que no solo pierde a su mejor jugador, sino que su salida reforzará seguramente a otro equipo de la Liga LEB. El entrenador, Porfi Fisac, se muestra bastante afectado y el grupo ha recibido esta auténtica 'bomba' inesperada a escasos días del comienzo de la competición. 

 

Cómo afectará todo esto al futuro deportivo del club es una incógnita, pero está claro que las herencias recibidas por el nuevo presidente y su equipo de trabajo son más bien una losa