La Feria de Artesanía o la exposición Picasso Creador, algunas muestras de la oferta cultural vallisoletana

La Semana Santa es una ocasión perfecta para quienes quieran acercarse a Valladolid a disfrutar de la ciudad y su tradicional festejo. Pero si además te interesa conocer otros aspectos, la oferta cultural es de lo más completa. 

Para empezar, los museos vallisoletanos cuentan con variadas exposiciones, como por ejemplo, ‘Picasso Creador’, en el Museo de la Pasión, que ofrece un repaso de sus grabados. Podrás disfrutar de más de un centenar de sus obra, entre las que se encuentran algunos libros y carteles que el reconocido artista ilustró.

 

 

La sala de San Benito también tiene oferta para estos días. Si te animas a acercarte hasta aquí, podrás pasear entre las fotografías de ‘Dimitri Kasterine, mitos del siglo XX’. Una retrospectiva expuesta por primera vez en España que incluye los famosos retratos que el autor realizó a lo largo de sesenta años a personajes del mundo de la cultura del siglo XX.

 

Si quieres conocer algo sobre el arte vallisoletano, pásate por la Sala de la Iglesia de las Las Francesas, donde está expuesta la muestra ‘Creadores Transfronterizos’ una propuesta que reúne a varios artistas nacidos en Valladolid o unidos de manera especial a la ciudad que por diversos motivos han traspasado la frontera geográfica e incluso la artística. Sin duda una buena opción para disfrutar del arte vallisoletano.

 

Estas dos últimas exposiciones están dentro del programa del ‘Día Europeo de la Creatividad Artística’.

 

OTRAS ACTIVIDADES

 

Si después de recorrer museos te apetece cambiar de aires, puedes darte un paseo por las inmediaciones del Campo Grande, donde se encuentra ubicada la XXI Feria de Artesanía, donde participan 33 talleres de artesanos venidos de diferentes puntos de España. Allí podrás adquirir piezas de orfebrería, cerámica, vidrio, piel o madera, eso sí, todo echo a mano y de una manera original.

 

Después de tanto paseo, tal vez te apetezca relajarte un poco. No lo dudes, una buena lectura es la solución. La Feria del Libro Antiguo ofrece un ambiente tranquilo y sosegado, donde encontrarás una gran variedad de libros de todos los géneros y para todos los públicos. Además, está situada en la Acera de Recoletos, el lugar perfecto para descansar acompañado de una buena lectura.

Sin duda, un buen plan para aprovechar el fin de semana y disfrutar de la cultura de la ciudad.