Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La feria agropecuaria de septiembre, en vía muerta

(Foto: Chema Díez)

A poco más de tres meses de la fecha prevista, la Diputación no ha dado ni un solo paso adelante en la organización del certamen. Las empresas interesadas en acudir son emplazadas al próximo mes de junio para los primeros trámites y la desconfianza comienza a instalarse entre los profesionales.

La Diputación de Salamanca aún mantiene en pañales una feria que va a debutar en 2014 después de desmantelar la exitosa AGROMAQ, que ya ha pasado a la historia. Cuando faltan poco más de tres meses para el inicio del nuevo certamen agroganadero, lo único seguro hasta el momento es su fecha de celebración, entre el 4 y el 8 de septiembre, y eso porque así se fijó en el calendario de ferias que cada año debe publicar la Junta de Castilla y León.

 

Eso es todo lo que hay cerrado después de nueves meses desde el fin de la última feria, cuando en años anteriores y por estas mismas fechas, los expositores conocían los planos del recinto, su ubicación en el mismo, las tarifas e incluso estaban casi inscritas con toda la documentación pertinente a falta de pequeños flecos que solían cerrarse apenas unos días antes del inicio.

 

A día de hoy, el equipo técnico delegado del operativo conformado en la Diputación para sacar adelante en solitario el nuevo certamen, remite a cualquier empresa interesada en participar, sea por primera vez, o incluso para aquellas que acuden con regularidad, al próximo mes de junio. Para entonces, aseguran, tendrán al menos una nueva web y podrán comenzar con los trámites de pre-reserva.

 

Por tanto, hasta el mes que viene los expositores no podrán iniciar contactos para acudirá una feria sin nombre, sin página web, sin tarifas, sin planos, sin organización y sin una información fiable que ofrecer a los protagonistas: firmas comerciales y empresas del sector que acudían cada año por la relevancia de Agromaq y la expectativa de negocio que ésta había consolidado.

 

Este diario, puesto en contacto con el máximo responsable de la organización y, por tanto, de contactar con los expositores, ha confirmado que, por el momento, no se puede confirmar ni el nombre de la nueva feria, ni acceder a planos, tarifas o documentación cualquiera. Es más, como única información, el técnico responsable remite a visita la página web de AGROMAQ 2013 para poder “hacerse una idea” de los espacios, los planos y los expositores.

 

INCERTIDUMBRE ENTRE LOS 'HABITUALES' DE AGROMAQ

 

Por su parte, los expositores que tradicionalmente han acudido a la feria de septiembre han mostrado a TRIBUNA su firme convencimiento de acudir a esta edición porque se trata de la feria de Salamanca, pero viendo el retraso injustificado en la organización, ya adelantan que, a expensas de lo que suceda con esta edición, su asistencia a futuras ediciones "dependerá en gran medida del éxito de la que se celebre en 2014, de su organización y de sus tratos comerciales dentro del sector", cuyas previsiones no son muy halagüeñas.

 

TRIBUNA de Salamanca ha consultado con expositores del pabellón central, de la zona de maquinara y la de restauración, y estos se han mostrado sorprendidos por el retraso en la organización de este evento en el que la Diputación será la única institución organizadora y que llevará la voz cantante. “Otros años por estas fechas ya habíamos cerrado todo y tan solo faltaban acciones puntuales y ahora solo tenemos un compromiso verbal de acudir a la feria y de que, en principio, se respetará nuestro espacio. Nos piden que estemos tranquilos  y que tengamos paciencia, nada más”, argumentan.