La Federación Taurina de Valladolid premia a Morante de la Puebla y a Pedro Iturralde

Consideran que la del sevillano fue la mejor faena y el piquero vallisoletano atesora el mejor puyazo. Se acordód ejar desierto el trofeo al mejro subalterno y al toro más bravo en sus premios Pedro Iturralde.

El diestro sevillano José Antonio Morante de la Puebla sigue acaparando todos los premios taurinos de la Feria vallisoletana. Tras alzarse con el prestigioso galardón de San Pedro Regalado, que concede el Ayuntamiento de Valladolid, este jueves también se ha alzado con el galardón instaurado por la Federación Taurina de Valladolid, a la mejor faena, en sus premios Pedro Iturralde.

 

Una veintena de personas pertenecientes a medios de comunicación, aficionados, veterinarios, presidentes de plaza y políticos, bajo la presidencia de Pablo Trillo, delegado territorial de Valladolid, acordaron que el premio debería recaer en el diestro sevillano por su actuación en el mano a mano con Manzanares, diestro que también estuvo propuesto a este premio. El jurado valoró especialmente la faena del quinto toro de la tarde, al que Morante cortó una oreja tras una torera actuación.

 

El otro premio que se entregó fue al del mejor picador, que recayó por unanimidad en el piquero vallisoletano Pedro Iturralde, hijo del recordado crítico taurino que da nombre a los galardones. Pedro Iturralde ha hecho tres paseíllos este año en el Coso de Zorrilla, aunque la mejor vara por la que se ha premiado fue a las órdenes del novillero vallisoletano Ricardo Maldonado.

 

El premio al mejor banderillero quedó desierto, al igual que el mejor toro, al que se había propuesto Burreñoto, de la ganadería El Pilar y lidiado en sexto lugar por Iván Fandiño el jueves 11 de septiembre, y Bala, de la ganadería de Zalduendo, que mató en segundo lugar José María Manzanares el día 12.