La Federación de Natación invita a Tarrés a "tener respeto al rival, sobre todo cuando le derrotas"

El presidente de la Federación Española de Natación, Fernando Carpena. A.MINGUEZA

El presidente, Fernando Carpena, ha respondido a la ex seleccionadora de España en la presentación del Campeonato Nacional junior y senior que se celebrará en Valladolid.

Siguen las aguas revueltas en la Federación Española de Natación, después de que se confirmara que el equipo de sincronizada no conseguía la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río del próximo verano. Ante los ataques de la ex seleccionadora española y actualmente de Ucrania, Anna Tarrés, el presidente Fernando Carpena se ha mostrado expeditivo en la presentación del Campeonato de España Júnior y Sénior de Invierno que se celebrará este fin de semana en Valladolid.

 

“No quiero polémicas con nadie, pero defiendo lo que se tiene que defender, que son las deportistas y el equipo técnico. Si no, no haría declaraciones. Hasta ahí puedo aguantar como presidente de la Federación”, explicó Carpena al ser cuestionado por el tema.

 

Tras comentar que en la Federación se encuentran actualmente en un periodo de “análisis” del “cómo y el por qué” ha pasado lo que ha pasado, el máximo mandatario de la natación española no ha podido evitar un dardo a Tarrés. “El deporte es una escuela de valores y hay uno que es el respeto al rival, sobre todo cuando le derrotas”.

 

¿Y entonces, qué le espera a la Federación de Natación en cuanto a natación sincronizada se refiere? “Nosotros necesitamos el presente y seguir trabajando en el futuro, eso es clave. En deportes como nuestro, los minoritarios, siempre que se consigue el éxito se abren puertas. Por tanto tranquilidad, no hemos respondido a nuestras propias expectativas y habrá que valorar las consecuencias que ello tiene”, hizo ver Carpena.

 

En todo caso, también quiso dejar un pequeño mensaje de optimismo. “No obstante, seguiremos estando en los Juegos Olímpicos, la sincro no desaparece porque vamos con un dúo”, completó el presidente.