La Federación de Atletismo asume culpas por la organización de la San Silvestre vallisoletana

Un momento de la III San Silvestre Ciudad de Valladolid celebrada el pasado domingo. ALBERTO MINGUEZA

Félix de la Fuente, director técnico del organismo, pide disculpas por varios fallos en los tiempos relacionados con los chips en los dorsales y asegura que se tomarán las medidas oportunas en el futuro.

A lo largo de la jornada del pasado domingo la alegría y el enfado se mezclaban a partes iguales en el sector atleta de Valladolid. Recién concluida la tercera edición de la San Silvestre en la ciudad, todo un éxito que reunió a 4.000 corredores, los tiempos expuestos por la Federación de Atletismo de Castilla y León no parecían convencer a los participantes.

 

Pronto se comprobó que, efectivamente, eran bastantes los cronos que no correspondían, pero ya era tarde. Muchos atletas hicieron ver su descontento en las redes sociales y cargaron contra la Federación y Ayuntamiento de Valladolid, principales organizadores del evento. ¿La causa? Parece ser que los chips de los dorsales no terminaron de funcionar de manera adecuada, además de otros problemas con el propio reloj. Así lo ha querido explicar al menos Félix de la Fuente, director técnico de la Federación de Atletismo de Castilla y León.

 

“En primer lugar hubo un problema con el cronómetro, pero eso ya se corrigió este lunes. Es evidente que también ha habido algún que otro problema con los chips de los dorsales, causados por dos cosas, por que las máquinas también pueden fallar y por que la gente llevara mal puesto el dorsal”. Según De la Fuente, es posible que al pasar demasiadas personas por la línea de meta al mismo tiempo, “solo se registrara el chip de uno”.

 

“La gente habla mucho, pero no manda reclamaciones a la Federación para que podamos corregirlo y sí se queja a los medios. Para quienes sí lo están haciendo, se modifica y punto. Alguno me ha reconocido que no llevaba el dorsal mal colocado, otro que arrancó el chip sin saber lo que era...”, prosigue el director técnico. “Esto pasa en muchas carreras, se ha mirado el tiempo con la cámara y los tiempos de la web ya están corregidos”.

 

En todo caso, ¿asume la Federación su fallo? “Si cualquier persona comete un error en su trabajo, lo cambia. Aquí nosotros igual. Quizá no nos dimos cuenta de que el éxito de la prueba iba a ser tal y que, quizá, había que haber puesto una meta mucho más ancha o más sistemas de captación de chip”. Efectivamente, al tratarse de una carrera no especialmente larga, muchos corredores entraban en pelotón, algo que podría haber propiciado el contratiempo.

 

“Claro que reconocemos nuestra parte de culpa, pero también nuestro éxito en la San Silvestre. Que haya gente que se queje con razón no tiene que ocultar que ha sido un éxito”, concluye De la Fuente. Y es que de los errores se aprende, claro.

Noticias relacionadas