La familia de la Reina Letizia, en el banquillo

Padre, abuela y tía de la Reina Letizia, en el banquillo

Este viernes el padre de la Reina Letizia, Jesús Ortiz, su abuela Menchu Álvarez del Valle y su tía Henar Ortiz acudían al Juzgado Penal de Oviedo, para asistir al juicio como imputados por un presunto delito de alzamiento de bienes e insolvencia punible.

 

Todo esto, después de que los tres hubieran participado supuestamente en una maniobra ilegal para que la casa familiar de Sardéu, en Ribadesella, figurara a nombre de la abuela de doña Letizia y así Henar Ortiz no tuviera que responder con su parte de la herencia por una deuda de 23.000 euros que mantiene con una antigua proveedora de su tienda de decoración que la denunció por impago.

 

La familia paterna de Doña Letizia llegaban al juicio divididos. Por un lado Menchu y su hijo Jesús Ortiz, y por otro Henar, causante principal de la situación que les ha llevado a todos a tener que sentarse delante de un juez.

 

Todos intentaban mantener una apariencia tranquila aunque la procesión iba por dentro, ya que al tratarse de familiares directos de la ya Reina de España, una nube de fotógrafos y cámaras de televisión les esperaba a la puerta de los juzgados.

 

Ya en el interior la tía de doña Letizia ha asegurado que su intención “siempre ha sido y sigue siendo pagar mis deudas” al tiempo que intentaba exculpar a su familia “mi hermano y mi madre no conocían ninguna de mis deudas”.

 

Por su parte, Menchu Alvarez del Valle ha asegurado que su hija “casi siempre ha tenido problemas económicos, durante toda su vida, como los hemos tenido todos, pero no sabía con quienes” añadiendo que no sabía de estos porque “es lógico que no me dijera todos sus problemas para no disgustarme”.

 

Jesús Ortiz, administrador de la sociedad Henar Ortiz Decoradora S.L ha dicho que no conocía al detalle el funcionamiento de la misma porque su trabajo en Madrid le ocupaba casi todo su tiempo, eso sí, sabía que tenían “un problema muy serio, que era pagar a Banif una cantidad importante que nos exigía por burofax” pero que su hermana siempre le dijo que estuviera tranquilo que lo tenía todo controlado.