Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La fama cuesta y a veces se convierte en mortal

Famosos, del otro lado del charco pero también de nuestro país, han sido acosados por fans

El de Paco González no es el primer caso en el que el cariño de un fan por un famoso traspasa la frontera de la cordura. De hecho algunas de estas obsesiones han acabado de forma fatal. 

El cariño que muchos fans sienten por sus ídolos puede llegar a convertirse en casos muy extremos en una enfermedad que lleva al implicado a cometer verdaderos actos de locura. Estos días, la sociedad se ha quedado consternada con la actuación de Lorena Gallego, la joven higienista dental enamorada del periodista Paco González, que trató de asesinar a la esposa de este.

 

Desgraciadamente este no es el primer caso en el que el cariño traspasa las fronteras de la cordura y se convierte en obsesión. Una de las obsesiones más fatídicas y recordadas es la de Mark David Chapman,quien terminó con la vida del ex Beatles, John Lennon, a las puertas del edificio donde vivía en Nueva York, el  8 de diciembre de 1980.

 

Otras estrellas que han vivido la obsesión de sus fans han sido la oscarizada Jennifer Larwrence. La joven actriz recibía cartas de un fan que aseguraba que era su novio, el hermano de Jennifer lo denunció a la policía y estos tomaron cartas en el asunto.

 

El actor John Cusack también tuvo que hacer frente a una de sus seguidoras que también se creía su pareja. La joven llegó a cambiar incluso la dirección de su domicilio por la del actor y este recibía su correspondencia.

 

Pero uno de los casos más espeluznantes fue el que le sucedió a la cantante Bjork. Un fan decidió enviarla una caja con ácido por correo, gracias a las autoridades competentes el paquete fue confiscado y la cantante no sufrió ningún tipo de daño. Eso sí, el joven colgó a los pocos meses un video en el que anunciaba que se iba a suicidar al no haber recibido la atención de la cantante.

 

El caso más extraño le ocurrió a la diva latina Jennifer Lopez. Un hombre de 49 años aparcó en la puerta de la residencia de la cantante en Los Hamptons y tranquilamente entró en la propiedad de JLo valorada en 10 millones de euros y se instaló en su casa de la piscina. Seis días transcurrieron hasta que se dieron cuenta que tenían a un intruso deambulando por su casa.

 

ACOSADORES 'MADE IN SPAIN'

 

Unas historias que parecen que solo ocurren en el continente americano pero que también han sucedido en nuestro país. Al caso del periodista Paco González se suman rostros tan conocidos como Terelu Campos, Ana Rosa Quintana, Kiko Hernández, Beatriz Rico, Cristina Tárrega y la actriz Sandra Casasnovas. Esta última llevó a su acosador ante la justicia después de que este intentase atacarla con una ballesta a la salida del teatro donde actuaba.

 

El colaborador Kiko Hernández contaba ayer mismo en Sálvame que él mismo ha recibido varias cartas de hombres obsesionados con él. Terelu Campos y su madre también ha sido víctimas de fans obsesos e incluso Ana Rosa Quintana narraba en su programa como en su época en el telediario tenía a un hombre que pensaba que todos los gestos que realizaba iban dirigidos a él.

 

Como decían en la serie Fama: "La fama cuesta" y en algunos casos puede llevar a convertirse en mortal.