Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La falta de consenso y "exigencias inasumibles" tumban a consulta sobre el soterramiento

La falta de acuerdo y las "exigencias inasumibles" lleva a suspender la consulta sobre el soterramiento

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, ha anunciado que va a proponer que el equipo de Gobierno renuncie a la consulta que el Consistorio iba a realizar para conocer la opinión de los ciudadanos sobre la mejor forma de abordar la integración del tren a su paso por la ciudad ante "los problemas, la falta de consenso y exigencias inasumibles" planteadas por algunas formaciones políticas y asociaciones.

 

Así lo ha aseverado Saravia al término de la reunión mantenido este lunes con asociaciones y partidos políticos a quienes ha presentado un documento sobre la consulta que el Consistorio pretende hacer entre los ciudadanos sobre la forma de abordar el soterramiento del tren a su paso por la ciudad.

 

Al respecto, Manuel Saravia ha explicado que todos han reprochado que el documento entregado-- un dossier de síntesis de 16 páginas-- "no es suficiente" aunque tal y como ha explicado antes del comienzo de dicha reunión se trata de un trabajo en el que se ha compilado toda la información sobre las características de la consulta, todos los datos sobre la situación actual de la operación ferroviaria, las tres opciones posibles, los costes de cada una de ellas, las fechas y un cuadro resumen, así como la pregunta básica sobre las tres opciones planteadas.

 

Asimismo, el concejal de Urbanismo ha precisado que Ciudadanos y el PP "han reprochado" que este documento "no es suficiente y han puesto pegas" al mismo, mientras que en el caso de Ecologistas en Acción "ha puesto muchísimas pegas y ha pedido toda la información urbanística y medioambiental de las tres opciones posibles", algo que Saravia ha asegurado que "es imposible" y no se podría hacer en uno o dos meses sino que "por lo menos" llevaría un año.

 

Por ello, el concejal "ante la falta de consenso, los múltiples problemas y la exigencias de información" que son "completamente inasumibles en el tiempo" así como "a la falta de apoyo" ha anunciado que va a proponer que se renuncie a la pretensión de realizar la consulta, algo que ha lamentado.

 

Asimismo, ha recordado que antes del próximo 30 de septiembre hay que presentar, en la reunión con la Sociedad Valladolid Alta Velocidad y con las entidades financieras "una propuesta y un plan de viabilidad" al tiempo que ha asegurado que su pretensión era cerrar el plan "después de haber consultado a la población" aunque tras la reunión de hoy "no habrá consulta".

 

En este sentido, el concejal de Urbanismo se ha mostrado convencido de que no había intención "de que se hiciese la consulta" ya que "se han puesto todas las pegas posibles", por lo que ha vuelto a lamentar que se haya llegado a esta situación ya que en otras ciudades se han realizado consultas por cosas "menos importantes" y en Valladolid no se va a poder hace por un tema "que es importante".

 

No obstante, el concejal de Urbanismo no descarta que el posición que se llevará a la próxima reunión de septiembre con la Sociedad y los bancos, y que defenderán los tres consejeros del Consistorio, se pueda consensuar con el resto de los grupos.

Noticias relacionadas