La Facultad de Educación venderá bolígrafos solidarios para ayudar a sus alumnos más necesitados

La iniciativa “Matrícula entre todos" se presenta hoy a las 13 horas en el salón de actos del centro y tiene como fin sensibilizar al alumnado de esta situación.

La Facultad de Educación y Trabajo Social, en concreto el Vicedecanato de Estudiantes y Extensión Universitaria, presentará hoy, 20 de mayo, a las 13 horas en el salón de actos del centro la iniciativa “Matrícula entre todos" que se pone en marcha desde hoy.



La idea es poner a la venta unos bolígrafos solidarios al precio de 2 euros que se podrán adquirir hasta el próximo miércoles, 29 de mayo, aunque finalizará antes si se consiguen vender los 500 bolígrafos. La idea es con el fin de recaudar fondos para ayudar a los alumnos del centro con dificultades económicas .Está dirigido especialmente a los que les han sido denegadas las becas del Ministerio de Educación y han acudido a la beca extraordinaria que la UVa convoca para las situaciones más precarias con dificultades para costearse la matrícula.



La cuantía que obtengan de su venta será para complementar esta beca, aunque saben que será simbólica porque el objetivo fundamental de la iniciativa es sensibilizar al alumnado de la Facultad con esta realidad tan cercana, y a la vez tan silenciada, para que pongan “su granito de arena" y evitar que sus propios compañeros se vean forzados a tomar decisión duras, como puede ser abandonar la carrera por no poder costear la matrícula. 



Una vez que se presente la campaña, se habilitará una mesa en el hall de la Facultad, en la que se venderán los bolígrafos en los descansos entre clases, desde “menos cuarto" hasta en punto" de cada hora, por la mañana y por la tarde. También se venderán de forma permanente en la cafetería.



Las personas que estarán en la mesa serán voluntarias, y tan sólo tendrán que dedicar 15 minutos de su tiempo para este fin solidario. Para participar como voluntario en la mesa, se deberán apuntar en unas hojas que se colocarán de forma permanente en la misma mesa de venta. De esta forma, se asegura de que todas las franjas horarias están cubiertas.