La factura de la luz subirá más de un 10,5% en enero

La subasta eléctrica entre comecializadoras de último recurso para fijar el coste de la energía en el recibo de la luz se ha cerrado con un alza del 26,5%, lo que provocará una subida del 10,5% en la revisión de la tarifa en enero.

El recibo de la luz subirá casi un 12% el próximo mes de enero tras conocerse el resultado de la subasta mayorista de energía, uno de los componentes que afecta al recibo. La subasta, en la que las cuatro grandes comercializadoras acuden para adquirir energía (y en la que también participan fondos de inversión y las propias eléctricas), sirve para que las productoras coloquen los derechos de cara al próximo trimestre.

 

El resultado ha sido especialmente desfavorable para los consumidores, porque la subasta ha confirmado la tendencia alcista de los precios del mercado mayorista de energía. A principios de diciembre ya se apuntó una subida superior al 10 por ciento y, finalmente, el coste de la energía se ha saldado con un alza del 26,5%. Esto, trasladado al recibo, supone una subida cercana al 11% ya que el efecto del precio de la energía es el 40% del recibo.

 

Hay que recordar que el recibo de la luz se elabora con dos componentes: los costes regulados, que dependen del Gobierno y suponen aproximadamente el 60% del recibo, y el coste de la energía, que depende de la subasta de energía en el mercado mayorista y que marcan el otro 40% del recibo. El Gobierno ya anunció una subida del 1,3% en los costes regulados, a pesar de que había asegurado que no tocaría esta parte del recibo para no perjudicar a los consumidores; su efecto para el usuario final será de una subida del 0,7-1%. Y a esto ha que sumar ese 10,5% que se incrementará la factura por el aumento del coste de la energía.

 

La subida final en enero será, en conjunto, cerca de un 1% superior, del 11,5%, debido a la incorporación de las subidas de peajes a la confirmada hoy de los costes de la energía. De hecho, el resultado de esta subasta tiene un peso cercano al 40% sobre la revisión trimestral de enero, mientras que el otro 60% corresponde a los peajes, en los que se recogen los costes regulados del sistema eléctrico. El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha anunciado este jueves que los peajes subirán "como mucho" un 2% y provocarán un incremento del recibo final que estará "en algo menos del 1%".


La subida se ha cerrado con un precio final de 61,83 euros por megavatio hora (MWh), un 29,9% superior al marcado en la revisión de tarifas de octubre. No obstante, el porcentaje final de subida ha sido inferior debido a las correcciones posteriores relacionadas con los servicios de ajuste.

Noticias relacionadas