La extraña pareja en el centro del campo

Las cinco bajas confirmadas para el Camp Nou de Óscar, Víctor Pérez, Larsson, Álvaro Rubio y Sastre dejan a Baraja y Sastre como únicas opciones de JIM en el doble pivote.

La noticia saltaba en la mañana de este martes. Sastre y Óscar se unían a las ya confirmadas bajas de Víctor Pérez, Larsson y Álvaro Rubio para este sábado en el Camp Nou. Probablemente la que más repercusión vaya a traer sea la del Binissalem, ya que su ausencia supone que Baraja y Rossi serán los dos únicos jugadores disponibles de la primera plantilla para ocupar las dos posiciones disponibles del centro del campo.

 

“Es verdad que por las bajas estamos un poco bajos de efectivos en esa zona”, ha comenzado explicando precisamente el capitán Baraja este martes después del entrenamiento. “Lo importante es que los once que salgamos lo demos todo pase lo que pase y nos encontremos con lo que nos encontremos”.

 

Y es que quizá la visita a Barcelona no sea el mejor partido para tener bajas… o sí, si JIM no ha querido forzar a aquellos que estaban en duda. “Tenemos muy claro lo que tenemos que hacer, aunque fuera de casa no va a ser fácil”, ha seguido explicando.

 

¿Pero cómo ve Baraja a su joven compañero Rossi, una extraña pareja que no se había juntado sobre el campo hasta el pasado sábado cuando se lesionó Sastre? “Está claro que él aporta lo ofensivo y yo lo defensivo. Le da movimiento al equipo y puede ser una pieza importante, él desde luego se siente así”.

 

Precisamente aquellos momentos en los que los dos estuvieron sobre el campo, fueron los mejores del Real Valladolid en cuanto a juego se refiere, remontada incluida. Rossi, por su parte, no se pone nervioso. “Tenemos que ir tranquilos al Camp Nou, veo que me voy acoplando al juego y después de jugar con Baraja la semana pasada me vi cómodo. Él defiende y yo puedo subir más”. Está claro que los dos ven claro su papel.

 

“El Barcelona es el mejor equipo del mundo, así que hay que ir con calma, haciendo nuestro juego. Lo de las lesiones es mala suerte, en mi primer año en la Juve también vi algo parecido”, ha asegurado el Sub 21 italiano.

 

Ya solo queda que Baraja y Rossi ganen en compenetración en los entrenamientos restantes de la semana, algo que está por demostrarse si funcionará tan bien como la segunda parte ante el Málaga. Lo único claro a día de hoy es que JIM, con solo diecisiete jugadores de la primera plantilla a su disposición, tendrá que convocar al menos a un jugador del Promesas para completar la convocatoria.