La exposición ferroviaria pone de manifiesto "los lazos de unión" entre el tren y Valladolid

Maquetas y trenes reales, un tren infantil, una 'zorrilla' y material histórico ferroviario forman parte de la muestra de la XXIV edición de la Exposición Ferroviaria de Valladolid.

Maquetas y trenes reales, un tren infantil, una 'zorrilla' y material histórico ferroviario forman parte de la muestra de la XXIV edición de la Exposición Ferroviaria de Valladolid que abrió ayer sus puertas con motivo de las Fiestas de la Virgen de San Lorenzo.

  

La muestra tiene lugar en el entorno de la Estación de la Esperanza, donde se pueden visitar cuatro maquetas genéricas y dos reales, entre las que se encuentra la de la Estación del Campo Grande y el 'Tren burra', representados a escala y construidas por los aficionados de la asociación.

  

En la exposición, que permanecerá abierta hasta el 13 de septiembre de 12.00 a 14.00 horas, también hay dos salas con material histórico ferroviario como herramientas o señales antiguas, así como otros instrumentos de reparación y mantenimiento de los trenes.

  

Asimismo, los visitantes podrán ver por dentro un tren y una 'zorrilla' construida por los "románticos del ferrocarril" de la Asvafer, que según ha explicado el presidente de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Valladolid, Eugenio Moreno, es un vehículo impulsado por la fuerza de sus ocupantes.

  

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que ha visitado las instalaciones , que ha calificado de "enorme interés" por los "lazos históricos" de la ciudad con el ferrocarril, también ha agradecido la iniciativa de la Asociación que cada año pone en marcha con su "esfuerzo personal".

  

Este año la exposición contiene también un puzle de 2.000 piezas que se venden para recaudar  donativos para que la asociación pueda restaurar más material, cuando se vendan todas las piezas se sorteará el puzle entre los participantes. La entrada tiene un precio de 2,5 euros que también irán destinados al mantenimiento y mejora de la exposición.