La expo “Alguien, creyendo que hacía algo bueno, liberó a las serpientes”, en el Patio Herreriano

DANI RODRÍGUEZ
Ver album

Este miércoles, el artista Enrique Marty ha presentado “Alguien, creyendo que hacía algo bueno, liberó a las serpientes”, instalación que podrá visitarse hasta finales de mayo de 2016 en la capilla del Museo Patio Herreriano.

Enrique Marty (Salamanca, 1969) es uno de los artistas plásticos de su generación con mayor proyección en el panorama internacional. Ha expuesto en algunos de los más importantes museos y galerías de Europa, América Latina y Asia, y su obra forma parte de destacadas colecciones como la del Museo Marugame Hirai de Japón, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, MUSAC de León, ARTIUM de Vitoria, Museo Patio Herreriano, Ozil Collection de Estambul o Het Valkhof Museum de Holanda. 

 

La aparición de personajes y escenas que pierden su aspecto cotidiano para desplazarse al terreno teatral de lo absurdo, el esperpento y la sátira, es uno de los rasgos más característicos de su obra. Después de su gran exposición en el Da2 en Salamanca y de su exposición en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid, en 2015 se pudieron ver sus obras en Valladolid en la exposición individual que hizo en La Gran.

Enrique Marty crea una escenografía específica para un espacio históricamente significado como es la Capilla de los Condes de Fuensaldaña, ahora desacralizada, poniendo en relación sus esculturas con la arquitectura y con los significados de los que el propio espacio ha quedado cargado; y todo ello con el espectador.

 

Esta instalación muestra el proceso de trabajo de un artista como Enrique Marty cuyo interés principal en este proyecto es la descontextualización y eliminación del significado ideológico de los "Ídolos" creados por culturas y civilizaciones como un código válido para leer en un determinado contexto histórico y que, al caer de su pedestal, se convierten en objetos tragicómicos, que sugieren el colapso y la futilidad de las filosofías y los grandes ideales.

 

La exposición tiene una relación directa con "Reinterpretada", proyecto realizado el año 2014 por el artista y comisariado por Rafael Doctor en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid, por el sentido reinterpretativo de la memoria histórica y cultural.

 

“Alguien, creyendo que hacía algo bueno, liberó a las serpientes” se compone de unas 500 piezas de la serie “Fall of the idols”, cuyo proceso de realización parte de la documentación fotográfica realizada por el propio artista en museos de arte, antropología o historia; iglesias católicas, templos de distintas religiones, monumentos públicos… y que comprende desde máscaras rituales, deidades precolombinas o dioses del panteón clásico hasta esculturas barrocas, e incluso piezas contemporáneas emblemáticas.