La Estación de Autobuses de Valladolid, en un plan regional para mejorar su lamentable estado

La Junta de Castilla y León presentará a finales de agosto un programa global para rehabilitar todas las estaciones de la Comunidad, generalmente marcadas por su antigüedad y deterioro.


 

El Gobierno regional quiere eliminar la imagen que ofrecen actualmente las estaciones de autobuses de las principales capitales de la Comunidad. Para ello trabaja en la elaboración de un programa global de rehabilitación que pretende presentar antes de terminar el mes de agosto.

 

En líneas generales, el plan consiste en una profunda reestructuración de todas ellas de manea uniforme. Para muchos visitantes y viajeros es la primera impresión que se llevan de Castilla y León y su estado no invita a que esa imagen resulte positiva.

 

En el caso de Valladolid, su estación está ubicada en una zona céntrica junto al Paseo de Zorrilla y presenta importantes deficiencias. Principalmente su mantenimiento ofrece lagunas evidentes en los cuartos de baño, por su suciedad, además de una zona de hangares obsoleta, un espacio de expedición de billetes inapropiado y una imagen externa que se retrata en el cartel de entrada donde incluso faltan letras en la palabra 'Valladolid'.

 

La consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León ha avanzado ciertos detalles con la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid para la solicitud de los oportunos permisos de obras y, según ha podido saber este periódico, hay bastante terreno avanzado con algunos detalles como el cambio de la dársena y la zona de las taquillas que cambiarán de ubicación.

Noticias relacionadas