La estabilidad, el revulsivo, la llave o el cambio radical... el futuro que le espera a España

Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera o Pablo Iglesias son, según todas las encuestas, los candidatos a gobernar o a tener algo que decir en la formación del Ejecutivo.

PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos... IU o UPyD son las fuerza mayoritarias en España de cara a las elecciones de este 20 de diciembre. O lo que es lo mismo, la estabilidad, el revulsivo, la llave, el cambio radical o el quinto en discordia, respectivamente, con UPyD intentando encontrar de nuevo su rumbo.

 

Esto es lo que podrán votar los españoles:

 

MARIANO RAJOY: LA ESTABILIDAD

 

"No sabemos lo que va a pasar este domingo". Es la frase de un miembro del comité de campaña del PP que resume la incertidumbre que se ha instalado en la cúpula del partido ante unas elecciones decisivas que son, seguramente, de las más abiertas de la democracia española. Ante este panorama tan incierto, y después de una campaña en la que el partido no ha despuntado, Mariano Rajoy ha recurrido al 'discurso del  miedo' ante la posibilidad de que un pacto de izquierdas le desaloje de La Moncloa.

 

PEDRO SÁNCHEZ: EL REVULSIVO

 

El PSOE está convencido de que su campaña ha funcionado. Y como prueba, los socialistas ofrecen la diferencia de temperatura entre el día del arranque, con el mal sabor de boca de un CIS que les situaba a ocho puntos del PP, y el 'subidón' que dejó en la militancia el debate con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el que su candidato a La Moncloa, Pedro Sánchez, le dio la "caña" que le pedían en todos los mítines. Ese "revulsivo interno", afirman, cumplió el doble objetivo: movilizar a los suyos y situar su confrontación con el PP en el centro del debate.

 

ALBERT RIVERA: ¿LA LLAVE?

 

Favoritos en todas las encuestas en el arranque de la campaña electoral, tanto Ciudadanos como su líder Albert Rivera han ido perdiendo gas durante los últimos 15 días, pasando según las encuestas, de disputar incluso el segundo puesto al PSOE, a caer hasta la cuarta posición.

  

A la espera de los resultados del domingo, el papel del joven partido que entrará por primera vez en el Congreso de los Diputados, dependerá del número de escaños y de su capacidad para impedir o facilitar la formación del nuevo Gobierno.

 

PABLO IGLESIAS: EL CAMBIO RADICAL

 

Podemos afronta las elecciones generales de este domingo con el convencimiento de que puede dar la sorpresa, tras una campaña en la que ha encontrado vía libre para afianzar su "remontada", después de que sus rivales le dieran prácticamente por muerto al inicio de la contienda electoral, cuando partía, según los sondeos, en un cuarto puesto y sin opciones de jugar un papel decisivo en la próxima legislatura.

 

ALBERTO GARZÓN: QUINTO EN DISCORDIA

 

Izquierda Unida, que se presenta a estas elecciones dentro de la coalición de Unidad Popular, ha terminado la campaña con los ánimos muy altos y la esperanza de cosechar un buen resultado en las urnas, para lo que tiene que conseguir que los ciudadanos transformen en votos y escaños la simpatía que manifiestan por su candidato, Alberto Garzón.

Noticias relacionadas