La esperanza es lo último que se pierde en el Baloncesto Valladolid

Iván Martínez y Antonio Izquierdo aseguran que “es posible salvarse” si se juega igual y se tiene la misma actitud que el pasado sábado frente el Real Madrid, pese a la derrota.

No hay nada imposible, suele decirse, y con ese pensamiento parece que afronta la plantilla del Club Baloncesto Valladolid lo que queda de segunda vuelta de liga, en la que el equipo necesita casi un milagro para salvarse del descenso. Así se expresaban al menos Iván Martínez y Antonio Izquierdo este martes en rueda de prensa.

 

“Está claro que hubo un cambio a la hora de jugar ante el Madrid, competimos desde el principio y se cumplió con lo que nos pedía el entrenador, competir”, explicaba el segundo en la comparecencia ante los medios. “Hicimos un buen trabajo y esta es la línea a seguir”, continuó. Y es que el endeble colista plantó cara al líder durante tres cuartos, hasta que el conjunto blanco decidió finiquitar el encuentro.

 

Con el choque frente al Estudiantes de la próxima jornada en el horizonte, el vallisoletano quiso ser positivo respecto al futuro del club morado, o lo que se podría considerar casi lo mismo: la permanencia. “No hay nada imposible, y más cuando estamos a dos victorias del penúltimo y a tres de la salvación. Los partidos en casa serán fundamentales para sacar esto adelante”, decía por su parte Iván Martínez.

 

Mensaje con el que se mostró de acuerdo su compañero Antonio Izquierdo. “Es la hora de que demos un paso adelante para salvarnos, es perfectamente posible”. Puro optimismo pese a lo complicado de la situación, sin duda.

 

JASON ROWE

 

Otro tema por el que fueron preguntados ambos jugadores fue por la posible espantada del norteamericano Jason Rowe, quien ya amenazara con no jugar ante el Madrid si no se le pagaba el dinero que se le debe. En estos momentos se encuentra en su país natal por la disputa de la Copa del Rey este fin de semana, y hay quien ya ha llegado a decir que es posible que no regrese.

 

“Apuesto por su profesionalidad”, dijo tajante Iván Martínez. “La verdad es que confío en que todos estemos aquí la semana que viene”. Aunque no se trata del mismo caso, la duda recorre el Pabellón Pisuerga, pues tampoco se esperaba nadie otra espantada como fue la de Melvin Sanders.

 

Por último, Martínez dio por imposible la llegada de más refuerzos, ya que “no se puede gastar lo que uno no tiene. Lo veo bastante complicado”, aseguró en torno a la falta de liquidez en el club”.