La espalda puede con Rudy Fernández, que pasará por el quirófano

El internacional estará de baja hasta principios de 2016, aunque su periodo de baja definitivo no fue facilitado por el club madridista. Se especula que no volverá en dos o tres meses.

El alero balear del Real Madrid, Rudy Fernández, no jugará hasta el año que viene después de que se le haya diagnosticado este martes una hernia discal en la localización L4-L5 de la que será operado este 3 de diciembre.

  

"Tras las pruebas realizadas a Rudy Fernández en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja se le ha diagnosticado una hernia discal en localización L4-L5. El jugador será intervenido el próximo jueves día 3", confirmó el conjunto blanco en su página web.

  

De este modo, el internacional estará de baja hasta principios de 2016, aunque su periodo de baja definitivo no fue facilitado por el club madridista. Su lesión llega en el peor momento para el actual campeón de Europa, que está pasando apuros en la Euroliga y que se juega su futuro en esta competición en este mes. Se especula que no volverá en dos o tres meses.

  

Así, el Real Madrid marcha último clasificado de su grupo de la primera fase y el jueves recibirá en un choque vital al Fenerbahce turco ante el que no puede fallar, al igual que ante el Bayern Múnich a domicilio y ante el Estrasburgo en casa.

  

Rudy Fernández lleva arrastrando desde hace tiempo problemas en la espalda y ya el pasado domingo no pudo jugar en la visita al Dominion Bilbao Basket, mientras que dos días antes, en Belgrado, apenas pudo diez minutos ante el Estrella Roja.

  

El balear siempre ha sufrido en esa zona y ya en 2012, cuando estaba en la NBA en las filas de Denver Nuggets, tuvo que pasar por el quirófano en marzo, mientras que tres años antes, por un problema originado en el nervio ciático, también fue operado, permaneciendo de baja mes y medio.