La Escuela de Música de Valladolid mantendrá el programa pese al cambio de adjudicataria

La Escuela Municipal de Música de Valladolid podría cambiar de empresa gestora. TRIBUNA

La concejal de Educación asegura que la Escuela Municipal estará en “perfecto funcionamiento el 1 de septiembre”.

A unos pocos días de que comience el proceso legal para que la Escuela Municipal de Música de Valladolid encuentre nueva empresa adjudicataria, todavía colean las quejas de aquella que termina contrato. La cuestión es que este miércoles el Ayuntamiento ha querido salir al paso recordando que el proceso que se está realizando es legal y para tranquilizar a los padres, asegurando que el programa será el mismo que en anteriores años.

 

“No estamos cometiendo ninguna ilegalidad, es decir, no ha sido la primera vez ni será la última”, comenzó la concejal de Educación, Victoria Soto, ante los medios en referencia a la posibilidad de no prorrogar un contrato público. “Son de dos años más dos años, por tanto no estamos cometiendo ninguna ilegalidad”, siguió Soto, quien incidió en que el nuevo contrato se adaptará a una nueva normativa europea que es necesaria.

 

“Hay alguna cláusula del contrato que se tiene que modificar por esas cláusulas, y queremos dejar claro que la escuela va a estar en perfecto funcionamiento el 1 de septiembre, simplemente se pretende mantener lo que funcionaba y mejorar lo que se pueda mejorar”. Y es que según la concejal, ante las continuas protestas de In-Pulso, la empresa que ha estado estos dos últimos años, quiso dejar claro que “los contratos del Ayuntamiento no son de por vida”.

 

“Que quede claro a padres y madres que la escuela va a tener el mismo plan de estudios, que es importante, no se va a modificar”, llamó a la calma Soto. Ahora es cuestión de que se inicie el proceso de adjudicación en cuestión de días, a la que por supuesto también se podrá presentar la propia In-Pulso“puede presentarse todo aquel que reúna las condiciones y quien ya tiene experiencia tiene mucho campo ganado”-, para saber si será esta misma u otra quien asuma la gestión del espacio musical. Pero hasta entonces, la polémica sigue coleando.

Noticias relacionadas