La 'era Benítez' se estrena sin goles

Cristiano Ronaldo despeja un balón en el primer partido de pretemporada

La Roma se impuso en la tanda de penaltis tras un encuentro en el que se vislumbró el sistema que quiere imponer Benítez pero en el que aun se observan muchas carencias, con Isco como el futbolista que mejor sensación dejó. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Illarra, Modric, Odegaard; Gareth Bale, Cristiano Ronaldo y Jesé. También jugaron Lucas Vázquez, Pepe, Arbeloa, Karim Benzema, Cheryshev, Nacho Fernández, Isco, Lucas Silva, Danilo y Toni Kroos.

 

AS ROMA: De Sanctis; Maicon, Mapou, Castán, Ashley Cole; Uçan, De Rossi, Nainggolan; Iago Falqué, Totti y Gervinho. También jugaron Seydou Doumbia, Florenzi, Manolas, Torosidis, Keita, Ljajic, Pjanic, Paredes, Iturbe, Destro y Capradossi.

 

TANDA DE PENALTIS

 

   1-0, gol de Danilo.

   1-1, gol de Pjanic.

   2-1, gol de Toni Kroos.

   2-2, gol de Ljajic.

   3-2, gol de Lucas Silva.

   3-3, gol de Destro.

   4-3, gol de Isco.

   4-4, gol de Florenzi.

   5-4, gol de Karim Benzema.

   5-5, gol de Iturbe.

   6-5, gol de Nacho Fernández.

   6-6, gol de Paredes.

   6-6, falla Lucas Vázquez.

   6-7, gol de Seydou Keita.

 

ÁRBITRO: Mark Clattenburg (ENG).

 

ESTADIO: Melbourne Cricket Ground. 80.746 espectadores.

El Real Madrid se ha estrenado este sábado con una derrota en la tanda de penaltis tras un empate a cero en el tiempo reglamentario contra la AS Roma, correspondiente al primer partido de la International Champions Cup, en el primer test de la pretemporada blanca y en el que fuera el estreno de Rafa Benítez en la dirección técnica después de ser nombrado entrenador a principios del mes de junio.

 

El técnico madrileño, que ha sucedido en el cargo al italiano Carlo Ancelotti tras una temporada sin títulos, hizo debutar en la segunda parte al único fichaje del mercado veraniego, Danilo, dio opciones a los jugadores que han regresado tras cesión, Cheryshev y Lucas Vázquez, y estrenó un sistema que rompe con el molde propuesto por 'Carletto' durante su estancia en el Santiago Bernabéu.

 

A pesar de la escasez de días de entrenamiento, ocho para ser concretos, Benítez ha dejado las primeras pinceladas de lo que quiere para la presente temporada. Abogó por juntar a Cristiano Ronaldo y a Gareth Bale por el centro y apostó por jugar por las bandas como medio para generar peligro. El luso compaginó sus tareas de ataque con las incursiones por los costados, mientras que el galés se fijó como mediapunta buscando los espacios entre la defensa y el centro del campo de la AS Roma.

 

Fue un Real Madrid con carencias en el ritmo de juego aunque presumió de una buena capacidad física tras una semana de preparación. La primera disposición táctica, con Illarra expuesto en el centro del campo, agobió a un conjunto merengue que evidenció cierto desorden en el repliegue. El equipo se partía en fase defensiva ante la inoperancia de Cristiano Ronaldo para correr hacia atrás y obligaba a los mediocentros a un doble esfuerzo para compensar.

 

Más allá de las primeras impresiones propias de la pretemporada, en lo contable dominó el conjunto italiano frente a un Real Madrid que únicamente tiró entre palos en una ocasión durante la primera mitad. La Roma disfrutó de las mejores oportunidades del partido y solo Keylor Navas, que defendió la portería merengue tras la ausencia de Iker Casillas por ser traspasado recientemente al Oporto, permitió mantener la igualdad en el marcador.

 

No ha conseguido Rafa Benítez solventar uno de los males endémicos de la etapa de Carlo Ancelotti en Chamartín. El Real Madrid sigue haciendo aguas a balón parado con estrépito y la Roma estuvo cerca de sacar provecho de esta carencia. El veterano Totti estrelló un balón en el larguero tras una jugada de estrategia y el meta costarricense tuvo que emplearse a fondo tiempo después ante un remate de Uçan.

 

ISCO LAVA LA IMAGEN MERENGUE

 

El ritmo perezoso se cortó por lo sano a raíz del segundo periodo con el carrusel de  cambios en ambas entidades. El desparpajo y la constancia de Isco Alarcón refrescaron a un Real Madrid que se movía a su son. Se echó el equipo a la espalda, en lo que fue toda una declaración de intenciones por ganarse un puesto de titular en su tercera temporada como 'blanco', y conectó frecuentemente con Karim Benzema -que ingresó tras el descanso en el terreno de juego en detrimento de un gris Cristiano Ronaldo- en busca del ansiado gol.

 

La entidad madrileña giró en torno a Isco, que desequilibró e hizo jugar a todos sus compañeros. Abrió la defensa italiana y dio opciones a Lucas Vázquez y Denis Cheryshev llegando por los costados. El Real Madrid apostó por los centros laterales pero Benzema, en el área, no intimidó en ningún momento al meta Morgan De Sanctis.

 

El rearme en el centro del campo mediante los cambios facilitó ver a un Real Madrid más acorde a la identidad de Rafa Benítez. Con Toni Kroos y Lucas Silva en la medular, el equipo ganó presencia, orden y un buen balance defensa-ataque para ver la mejor versión del club de Chamartín.

 

Pudo, incluso, la AS Roma llevarse la victoria en este primer encuentro en la recta final del partido con una ocasión de Mattia Destro, que estrelló el esférico contra la madera. Así las cosas, y respondiendo al reglamento del torneo, el partido se decidió desde los once metros con una tanda de penaltis muy efectiva en el que el único error de Lucas Vázquez, al decimotercer lanzamiento, dio el triunfo al conjunto romanista.

Noticias relacionadas