La Enfermería de Valladolid, contra el Real Decreto de prescripción sobre la asistencia

La secretaria de Satse Valladolid, Cristina Rodríguez, y el presidente del Colegio de Enfermería vallisoletano, Juan Luis Badallo. TRIBUNA

Aseguran que supone un "paso atrás" y pone dificultades al trabajo que ya realizan, cuando se buscaba un respaldo legal.

El Colegio de Enfermería de Valladolid y el sindicato Satse han advertido de la repercusión negativa que podría tener para la población la publicación del Real Decreto de la "prescripción enfermera" ya aprobado por el Consejo de Ministros y pendiente de su publicación en le Boletín Oficial del Estado (BOE).

 

Así lo han afirmado la secretaria de Satse Valladolid, Cristina Rodríguez, y el presidente del Colegio de Enfermería vallisoletano, Juan Luis Badallo, quienes han mostrado su malestar por la aprobación de este texto, modificado el día anterior tras años de negociación por lo que consideran la "presión fuerte" de la Organización Médica Colegial y el sindicato médico CESM, que ven "evidente".

 

En concreto, han criticado que en el texto que se había acordado se exigía una formación extra en farmacología, obtener la licencia del Ministerio para prescribir medicamentos y seguir unas guías asistenciales, pero ahora lo que se ha aprobado es que el médico tenga que ratificar el diagnóstico, la prescripción y el protocolo o guía a seguir, por lo que prefieren continuar como hasta ahora, "con más libertad de acción", ha señalado Badallo.

 

Por su parte, Cristina Rodríguez ha asegurado que si el Real Decreto se publica en el BOE no sólo afectará a las enfermeras sino que repercutirá sobre la asistencia, pero ha aclarado que esto no se deberá a la "voluntariedad" de los profesionales de enfermería, sino por esta normativa de la que culpan directamente al PP, por "sucumbir" a las presiones de los colectivos médicos.

 

Tanto el responsable del Colegio como la de Satse han acusado directamente al presidente de CESM Castilla y León, José Luis Díez Villarig, por poner "palos en las ruedas", también en la Comunidad, al oponerse a los acuerdos firmados entre el colectivo enfermero y el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, de los que no se ha materializado "ni un punto".

 

TRABAJO "EN EQUIPO"

 

Cristina Rodríguez ha aclarado que no quieren ser médicos, sólo ejercer sus competencias propias, y ha afirmado que no permitirán que se les "ningunee" más ni por parte de los políticos del PP, ni de otras formaciones, ni de los colectivos médicos.

 

Además, ha defendido que tienen capacidad para hacer lo que se había pactado en el texto del Real Decreto, dado que tienen formación para ello, y ha asegurado que hay médicos que ven bien lo que contemplaba el texto que se había pactado que, a su juicio, suponía trabajar "en equipo" de cara al paciente.

 

Si se publicara el texto, algo que consideran que no hacen por razones electoralistas, supondría una sobrecarga de trabajo para el médico, pero además una pérdida de tiempo tanto para pacientes como para los propios enfermeros. "No estamos para eso", ha dicho Juan Luis Badallo, quien ha insistido en que supone poner más dificultades a un trabajo que ya realizan y para el que se buscaba un respaldo legal.

 

Badallo cree que el motivo por el que se oponen los colectivos médicos es por una "sobreprotección" de la medicina y miedo a que las enfermeras desarrollen su trabajo, algo "ridículo", aunque lo tienen desde que en 1984 se abrieron las consultas enfermeras. Además, Rodríguez cree que parece que hay otro miedo a perder "cierta autonomía" o "independencia" en un sistema hecho "por y para" los médicos en lugar de centrarse en el paciente.

 

Ante esta situación, y a la espera de si se publica o no el Real Decreto en el BOE, tanto Satse como el Colegio continuarán con la información a todos los que puedan ser afectados y expresarán su rechazo al texto.