Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La empresa Enclave desarrolla un geoportal para la promoción integral del Camino de la Lengua Castellana

La empresa vallisoletana Enclave Formación, perteneciente al Grupo Tecopy, ha desarrollado un geoportal en Internet para la promoción integral del Camino de la Lengua Castellana, cuyo objetivo es el fomento de la enseñanza del castellano y de los recursos patrimoniales, literarios y turísticos de este itinerario, a través de un sistema de acceso universal basado en realidad aumentada y tecnología móvil de última generación.

La nueva herramienta web, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura, reúne toda la información y prestación de servicios de utilidad para el usuario, con datos actualizados y georreferenciados.

 

Se trata de una aplicación gratuita, que estará disponible próximamente con la denominación 'Camino de la Lengua Castellana' para los SmartPhones y Tablets de Apple, así como para los dispositivos de Android.

 

La aplicación ofrece las ventajas de la realidad aumentada, como visualización sobre mapa, localización de elementos culturales por proximidad, detalle de información y listados, funciones de enlace a direcciones web, acceso directo a llamadas para ampliar información o reservar y cálculo de rutas para conocer la mejor forma de llegar a un punto, entre otros aspectos.

 

Asimismo, mediante un mecanismo que permite el control simultáneo de datos, también permite la actualización instantánea de la información que recibe el usuario en su dispositivo móvil.

 

El Camino de la Lengua Castellana es una ruta centrada en los orígenes y expansión del castellano, que permite conocer su riqueza artística, patrimonial y arquitectónica, así como su historia, sus tradiciones y sus atractivos turísticos.

 

El itinerario comienza en San Millán de la Cogolla (La Rioja), donde se encuentran los monasterios de Yuso y Suso, en los que aparecen las primeras palabras escritas en lengua romance: las 'Glosas Emilianenses'.

 

Después se detiene en Burgos, en el Monasterio de Santo Domingo de Silos, donde surgieron también las primeras muestras del castellano, las 'Glosas Silenses' y, en cuyo majestuoso claustro, se erige el ciprés al que Gerardo Diego dedicó un soneto en 1924.

 

Valladolid, siguiente destino, fue sede en el S.XVII de la Corte, lo que permitió que desarrollase una intensa vida cultural, que influiría en la expansión del castellano.

 

Seguidamente, la ciudad de Salamanca, donde Antonio de Nebrija escribió la primera Gramática Castellana y donde su Universidad, una de las más antiguas de Europa, fue un importante foco cultural por el que pasaron ilustres figuras como Fray Luis de León o Unamuno. Además, esta ciudad inspiró importantes obras de nuestra literatura como 'El Lazarillo de Tormes' o 'La Celestina'.

 

La siguiente parada, Ávila, en la que se pueden seguir las huellas de los principales autores de la literatura mística: Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz.

 

El final del Camino de la Lengua Castellana se sitúa en Alcalá de Henares (Madrid), donde nació Miguel de Cervantes y en cuyo Paraninfo de su Universidad se entrega el Premio Cervantes de Literatura, el más importante de las letras españolas.

 

Este itinerario se enmarca dentro de las Grandes Rutas Culturales de España, junto a otras de reconocido prestigio como son el Camino de Santiago, la Ruta de la Plata o el Camino del Cid.

 

El Camino de la Lengua Castellana cuenta con la declaración de Itinerario Cultural del Consejo de Europa (2002) y de Gran Ruta Cultural del Consejo de Europa (2004).

 

Además, cuatro de las ciudades por las que discurre han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: San Millán de la Cogolla, Salamanca, Ávila y Alcalá de Henares.