La empresa abulense Onyx Solar produce vidrio fotovoltaico para la cancha de los Miami Heat

American Airlines Arena.

Onyx Solar ha producido su vidrio fotovoltaico para el American Airlines Arena, el primer centro de ocio en obtener la certificación LEED Gold, que constituye un nuevo hito para esta innovadora empresa comprometida con la conservación del medio ambiente alrededor del mundo.

Según Eric Wolworth, Presidente de Operaciones de Heat Group “la obtención de la certificación LEED Gold culmina los esfuerzos que hemos hecho durante los últimos cinco años para actuar de manera responsable con el medio ambiente, que tiene un efecto positivo en nuestra comunidad y en nuestro planea”.

 

Aproximadamente 300 unidades de vidrio de silicio cristalino, fabricadas a medida para el proyecto, han sido instaladas en 14 lucernarios circulares situados a la entrada del edificio. Fueron instalados de manera conjunta con la renombrada constructora Skanska Building.

 

Este proyecto, liderado por NRG Energy, crea un nuevo espacio cubierto de 2.500 m2 para eventos. El diseño permite a los Miami Heat utilizar efectos lumínicos para crear un impresionante ambiente en el que celebrar eventos y las victorias de los Miami Heats en la cancha.

 

Estos vidrios fotovoltaicos permitirán al estadio generar 34.500 kWh anualmente para autoconsumo del edificio, evitando la emisión de 20 toneladas de CO2 y de otros gases de efecto invernadero a la atmósfera. La tecnología de Onyx Solar ha contribuido decisivamente a que el estadio sea el primer centro de ocio en obtener la certificación LEED Gold, el mayor estándar de sostenibilidad que puede obtener un edificio.

 

El vidrio fotovoltaico de Onyx Solar también es muy interesante desde un punto de vista financiero, ya que es el único material de construcción que se paga a sí mismo. Genera energía limpia y gratuita gracias al sol, reduciendo la demanda energética en la climatización del edificio en hasta el 44%, consiguiendo un coste por kWh inferior a 0.01$, una TIR que puede llegar al 77% y un payback que puede llegar a ser de pocos meses en edificios de Miami.