La electroestimulación de Electrobefit supera sus expectativas a los dos meses de su apertura

Una usuaria, en plena sesión de entrenamiento en Electrobefit con el entrenador personal.

Electrobefit, el centro de estimulación abierto en el seno del Club Baloncesto Valladolid, ha superado la previsión de abonados y usuarios apuntados a la sesión de prueba.

El ejercicio físico apoyado en la electroestimulación se ha convertido en una opción más que interesante a la hora de plantear una práctica deportiva. Según los expertos, compaginarlo con otro tipo de actividad es el complemento ideal para alcanzar la forma física en un tiempo récord. Además, el efecto inmediato que la electroestimulación tiene sobre lesiones o contracturas supone otro aliciente más que han desbordado las previsiones de la franquicia Electrobefit.

 

Creada en el seno del Club Baloncesto Valladolid como nueva línea de negocio, su evolución en el mes de enero ha sido desbordante. Tanto, que sus responsables ya plantean otras alternativas para cubrir la demanda de los usuarios.

 

No obstante, Electrobefit ha apostado en principio por asentar sus servicios en el polideportivo Pisuerga con nuevas opciones para sus abonados, más prestaciones como la asesoría nutricional, el seguimiento programado del plan de entrenamiento para comprobar la evolución y otras alternativas que se irán conociendo en breve.

 

La cita previa es indispensable (983-477265) debido a la demanda de reservas para las sesiones de entrenamiento, totalmente personalizadas, cuya duración es de 20 minutos. Existen diferentes modalidades de abonos de las que se informan en la propia  instalación del polideportivo Pisuerga. 

Noticias relacionadas