La edad media de un bombero en Valladolid es de cincuenta años

Un bombero en la Plaza Mayor de Valladolid. A.MINGUEZA

El Ayuntamiento insiste en convocar trece nuevas plazas a lo largo de 2016, ya que cerca del 25% del total de las posibles, unas 40, están vacantes por imposibilidad legal.

Se trata de una de los objetivos más marcados del Ayuntamiento de Valladolid para esta legislatura, más concretamente en la Concejalía de Seguridad y Movilidad. La meta es ir renovando poco a poco, mes a mes y año a año, los dos cuerpos de Policía Municipal y de Bomberos, ya que desde la entrada a la Alcadía del nuevo equipo de Gobierno se ha apreciado que ambas estaban “infradotadas”. Al menos así lo ha hecho ver este lunes el concejal, Luis Vélez.

 

“Desde hace meses, tanto para Policía como para extinción de incendios, venimos diciendo que hay carencias importantes. Estamos intentando solventarlas”, comenzó el encargado del área, después de la incorporación de seis de los nueve nuevos agentes que tendrá lugar a lo largo de 2016. Fue entonces cuando tomó la palabra Antonio Gato, concejal de Hacienda.

 

“En el caso de los Bomberos las necesidades están muy marcadas. Cerca de un 25% de las plazas posibles están vacantes, y la edad media es de unos 50 años. La necesidad de renovación y de cubrir esas 38 o 30 plazas es evidente”, hizo ver Gato, para después explicar que por el momento no se han podido convocar por “problemas legales”. Para este 2016, aunque sin fecha concreta, se espera ofertas trece de estas plazas.

 

Cabe destacar que la semana pasada el Ayuntamiento de Valladolid presentó los nuevos camiones y vehículos del cuerpo de Bomberos, ya que en este sentido también se está apostando por una renovación no solo de personal, sino también de material.