Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La economía regional cerrará 2013 con una variación del -1% y mejoras en sector primario, consumo final y sector exterior

Pilar del Olmo presenta la Contabilidad regional del IV trimestre

La previsión para 2014 apunta a tasas positivas de crecimiento, según Del Olmo, quien no estará satisfecha hasta que no se cree empleo.

La economía de Castilla y León cerró el año 2013, según una estimación provisional, con una variación anual del -1 por ciento, dos décimas mejor que la cifra del año 2012, y con mejoras en los datos vinculados a los sectores primario y exterior y al consumo final.


Así lo ha explicado este lunes la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, quien en la rueda de prensa de presentación de la Contabilidad del último trimestre del pasado año ha aprovechado para esbozar, en base a medias aritméticas y con carácter provisional, los resultados del año 2013, en el que, según esa primera aproximación, la economía regional mejoró en dos décimas y situó su variación anual en el -1 por ciento.

El sector primario, en el caso de la oferta, fue el que mejor cifra arrojó con un crecimiento del cinco por ciento con respecto al descenso del 3,3 por ciento de 2012 fruto del aumento de la producción agraria pese a la contracción de la ganadera.

El resto de sectores registran peores datos que en 2012: el industrial cayó un 3,3 por ciento frente al -2,6 de 2012 (disminuyen un 3,8 las ramas energéticas hasta el -5,6 y las manufactureras); el de la construcción suma una décima en negativo hasta el -5,9 por ciento y el servicios, de manera global, retrocedió dos décimas en 2013 hasta situarse en el -0,4 por ciento (los servicios de mercado mejoraron cuatro décimas hasta el -0,1 y los de no mercado recuperaron cuatro décimas hasta -1,7 por ciento).

A lo largo de 2013 fue el sector exterior el responsable del menor descenso del PIB con 1,2 puntos porcentuales frente al 1 del año 2012, según Del Olmo, quien tras recalcar que el pasado año la Comunidad alcanzó la cifra más alta de exportaciones de su historia, ha precisado que las exportaciones totales se aceleraron y crecieron las importaciones.

El consumo final mejoró tres décimas (-1,3 por ciento) sobre 2012 con una mejora en dos décimas del gasto en consumo final en los hogares (pasó del -0,6 por ciento en 2012 al -0,4 por ciento) y de seis en el de las administraciones públicas, con -4,3 por ciento el pasado año.

Frente a ello, las inversiones se situaron en el -6,1 por ciento frente al -4,8 por ciento de 2012 (el peor comportamiento lo experimentó la formación bruta de capital fijo, con un retroceso del -1,2).

EL EMPLEO, PEOR

El empleo, según estas mismas estimaciones, registró peores datos en 2013 en relación a 2012 (-4,5 frente a -4,2 por ciento), especialmente e la construcción (-14,1 por ciento frente a -6 por ciento) y la industria (-6,1 por ciento frente a -0,6 por ciento); el empleo en el sector servicios pasó del -6 por ciento en 2012 al -3,1 por ciento el pasado año y en el primario cayó pero se mantiene en tasas positivas en 2013 (2,7 por ciento frente al 7,7 por ciento de 2012).

"El año 2013 ha ido en progresiva mejoría a pesar de haber sido un año duro (...); empezó con decrecimientos interanuales bastante importantes del -1,8 y ha terminado en 0,2", ha explicado la consejera, quien ha incidido en que las previsiones para 2014, debido a la tendencia "claramente a mejorar", apuntan a tasas positivas de crecimiento.

La mejora, en el último trimestre del pasado año, del gasto de los hogares, que se pone en positivo y redunda en el comportamiento del sector servicios, así como la cifra "récord" de exportaciones, uno de los "puntos fuertes" de la economía regional y que se beneficia además de la mejora económica en Europa, mayor que la de España, llevan a pensar que la economía regional "irá a mejor" este año.

No obstante, ha puntualizado, no se sentirá siquiera "moderadamente satisfecha" hasta que se comience a crear empleo, para lo que ya se están "poniendo las bases".

LAS CIFRAS DEL IV TRIMESTRE

Respecto a las cifras de la Contabilidad regional del cuarto y último trimestre del año 2013, el PIB registró un crecimiento interanual del 0,2 por ciento tras siete trimestres de descensos consecutivos mientras que la variación intertrimestral pasó del 0,1 al 0,2 por ciento.

En el marco de la oferta, en el último trimestre se experimentó un mejor comportamiento del valor añadido bruto en todos los sectores menos en la construcción, que aumentó su caída una décima hasta el -5,8 por ciento; de este modo, el sector primario subió tres décimas hasta situarse en el 5,3 por ciento; el industrial alcanzó el -1,5, siete décimas menos que en el tercer trimestre pese al peor comportamiento de los productos energéticos y el de servicios se situó en positivo en el 0,8 por ciento con mejoras de los servicios de mercado y de no mercado.

En el caso de la demanda, por su parte, la demanda interna experimentó una mejora de siete décimas pese a su carácter negativo (pasó del -1,9 al -1,2 por ciento) con mejora de cinco décimas en el gasto en consumo final (de -1 a -0,5), especialmente en el gasto de los hogares (pasó del -0,3 a 0,4 por ciento), y mejores comportamientos, pese a mantenerse en negativo, de la inversión (del -5,9 al -4,2 en los dos últimos trimestres de 2013).

Respecto al saldo exterior total, crece cuatro décimas y afianza su tendencia positiva (1,4 por ciento) con especial incidencia en las exportaciones, que suben del 1,5 al 2,7; asimismo, las importaciones crecieron del 0,4 al uno por ciento.

El empleo medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, por último, disminuyó el 3,4 por ciento frente al -4,7 por ciento del anterior trimestre.