La dura realidad de la madre de Jennifer Aniston: Podría morir sin reconciliarse con su hija

Jennifer Aniston (Foto: E. P.)

"Nancy Dow necesita ayuda las 24 horas del día".

Jennifer Aniston comienza un 2016 cargada de nuevas ilusiones y proyectos de la mano de su marido, Justin Theroux. Una felicidad truncada por el actual estado de salud de su madre, Nancy Dow.


Tras sufrir varios infartos en los últimos años, el estado crítico de Nancy le ha llevado a estar completamente recluida en su apartamento de North Hollywood, en Los Ángeles: "Se sienta frente a la tele a ver concursos, se echa la siesta y se toma sus medicinas. Necesita un andandor par apoder caminar y hay veces en que ni siquiera puede hablar. Necesita ayuda las 24 horas", explica una fuente cercana a InTouch, y añade: "Todo lo que quiere es un encuentro con su hija".

 

Y es que madre e hija no se ven desde hace cuatro años, fecha del lanzamiento de las memorias de su madre From Mother and Daughter to Friends: A Memoir donde no dejaba en muy buen lugar a la exmujer de Brad Pitt.

 

Desde entonces su relación ha sido nula, a pesar de los intentos de la actual pareja de Aniston por propiciar un acercamiento. "Cuando Jennifer empezó a salir con Justin Theroux, Nancy esperó que él las ayudaría a conectar, pero eso no pasó. El tiempo pasa, se han cansado y ahora Nancy se puede ir a la tumba sin verla", revela esta misma fuente a InTouch.