La Duquesa de Alba también era marquesa de Valdunquillo, en esta localidad vallisoletana

El marquesado fue creado en 1623 por el rey Felipe IV a favor de Francisca de Valdés Osorio. El municipio conserva el antiguo palacio de los Duques de Alba.

Entre los 17 marquesados que poseía Cayetana de Alba, fallecida en Sevilla esta mañana, destaca el marquesado de Valdunquillo, localidad situada al norte de la provincia de Valladolid. Cayetana Fitz-James Stuart, la duquesa de Alba era la XVII marquesa de Valdunquillo, desde que heredó el título nobiliario de su padre Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó y, este a su vez del abuelo de la finada, Carlos María Fitz-James Stuart y Palafox.

 

El marquesado de Valdunquillo fue  creado el 1 de mayo de 1623 por el rey Felipe IV de España a favor de Francisca de Valdés Osorio, hija de Catalina Osorio de Acevedo, V señora de Valdunquillo y de su esposo (y primo hermano) Fernando Osorio de Valdés. 

 

Fue el segundo marqués de Valdunquillo Fernando de Guzmán Osorio y Valdés; desde entonces toda una saga que recaló hasta la Duquesa de Alba, fallecida esta mañana a los 88 años. Será su primogénito, Carlos Fitz-James Stuart Martínez de Irujo quien herede el marquesado, al igual que el resto de los cerca de sesenta títulos que poseía.

 

La localidad, de apenas 200 habitantes a los que curiosamente se les conoce como lechugueros, conserva el llamado Palacio de los Duques de Alba (siglo XVII) y que perteneció primero a la familia de los Osorio y más tarde a los duques de Alba, aunque hace algunos años lo vendieron a un propietario, hay quien dice que un alto cargo de Telefónica.

 

De hecho, el alcalde del municipio, Isidoro Burgos, desconocía que Cayetana de Alba fuera marquesa del pueblo del que es regidor; aunque recuerda que tenía un primo “Jaime, que murió hace cinco o seis años y sí que venía por Valdunquillo de vez en cuando”. No obstante, Burgos dice que Cayetana jamás visitó esta localidad, muy cercana a Mayorga.