La Diputación solicitará a la Junta garantías en la prestación de los servicios sanitarios

La Diputación de Valladolid ha acordado este viernes durante la celebración del pleno ordinario solicitar a la Junta de Castilla y León que garantice el mantenimiento de la calidad de los servicios sanitarios de proximidad en el ámbito rural que presta en la provincia.

 

Asimismo, ha decidido instar al Gobierno autonómico a la construcción de los Centros de Salud de Laguna de Duero y La Cistérniga, ante el próximo diseño de reestructuración del mapa asistencial de Atención Primaria de la Consejería de Salud de la Comunidad.

 

Por orden de intervención, el diputado por IU, Salvador Arpa, ha señalado que la Sanidad, "uno de los grandes logros de la Democracia", y la asistencia no pueden verse "afectados" por cuestiones de presupuesto, al tiempo que ha recordado que el primer mapa se realizó hace 30 años y que ahora "la situación no es la misma".

 

Arpa ha expresado su preocupación por la posibilidad de que la medida sanitaria no este "acompasada" con la nueva estructura de la Comunidad. Por ello, ha afirmado que "no se entiende" una reestructración en la que se perjudicase en medio rural y que viniese acompañada de "disculpas" para justificar los recortes, "como la dispersión y la despoblación".

 

Además, ha apuntado que si ha habido ocasiones en que los centros de salud han estado cerrados, la Consejería, tras reconocer que se ha dado en "casos puntuales", ha asegurado que "no volverá a ocurrir", a través de un "control y vigilancia", labor que el diputado de IU ha considerado que "repercutirá en los alcaldes" de cada población.

 

PERDIDA DEL "ÚNICO REFERENTE"

 

Por su parte, el portavoz socialista en la Diputación, Juan José Zancada, ha recordado que el "único referente" en los pueblos, el médico, puede desaparecer.

 

Por este motivo, ha invitado a la bancada 'popular a que "pasee" a la ministra de Sanidad, Ana Mato, para que "vea la realidad de la provincia", al tiempo que ha indicado que tras la reunión mantenida con el consejero de Sanidad Antonio María Sáez Aguado, salió con "satisfacción y preocupación".

 

La "preocupación" proviene de la desaparición de doce galenos y cinco enfermeros, que afectará a nueve zonas básicas" donde se sufre más despoblación. "El papel lo aguanta todo pero la realidad no y la libranza de las guardias provoca que el servicio se derive o se suspenda temporalmente", ha manifestado.

 

Asimismo, la destrucción de empleo en la amortización de las vacantes por jubilación y la situación de la asistencia sanitaria en época estival, "cuando se duplica o triplica la población en los municipios", son también circunstancias que ha subrayado Zancada como "preocupantes".

 

Frente a ello, la "satisfacción" del portavoz socialista viene originada por el compromiso de la Junta de no recortar horarios y ofrecer el mismo servicio a los ciudadanos. Al respecto, ha aseverado que el PSOE vigilará para que no haya "descoordinación" entre Sanidad y los centros.

 

 

Noticias relacionadas