La Diputación proyecta unas Cuentas de 102 millones “coherentes y comprometidas con las personas y el empleo"

Jesús Julio Carnero flanqueado por Alfonso centeno (izda.) y Víctor Alonso. / J.A.G.

El presidente Jesús Julio Carnero destaca los 43,7 millones de euros destinados a políticas sociales. El apoyo a los ayuntamientos y el "compromiso con el desarrollo y el futuro" son otros de los aspectos destacables.

Las cuentas de la Diputación para 2014 en números.

 

Un presupuesto de 102,8 millones (+0,64%)

 

Políticas sociales: 43,7 millones (+4,39%)

Proteccion a las familias desfavorecidas: 773.325 (+30,41%)

Plan Impulso: 1,2 millones

Plan Apoyo Económica y Social Ayuntamientos: 1,5 millones

Apoyo a Ayuntamientos: 11,9 millones (+3,36%)

Inversiones: 21,8 millones

Planes Provinciales: 10 millones (+5,2%)

Plan Provincial de Transporte: 600.000 euros

Reducción gastos de funcionamiento: 935.672 euros (-1,75%)

 

Aportaciones del Estado: 72 millones de euros. (-1,53%)

Aportaciones de la Junta: 12 millones de euros. (+6%)

 

La Diputación de Valladolid contará para 2014 con un presupuesto de 102,8 millones, lo que supone un ligero incremento del 0,64% respecto a este ejercicio y de los cuales más de 43 millones estarán destinados a servicios sociales. Así lo ha presentado esta mañana el presidente de la institución provincial, Jesús Julio Carnero, flanqueado por el vicepresidente, Alfonso Centeno, y por el diputado de Economía, Víctor Alonso Monge.

 

Para el máximo representante de la Diputación, las cuentas son coherentes “por su forma de trabajo basado en el diálogo y en el consenso de los tres grupos políticos” y comprometidas “con las personas, los ayuntamientos, el empleo y el futuro de la provincia”. De los 102, 8 millones, el Estado aporta un total de 72 millones, lo que supone una caída del 1,53% respecto al año anterior. Por el contrario, la Junta de Castilla y León aumenta su aportación un 6 por ciento hasta superar los 12 millones de euros.

 

Carnero ha insistido en que 42 de cada 100 euros del presupuesto se destinan a las políticas sociales, los que supone un aumento de algo más de cuatro puntos respecto a 2013. El presidente ha destacado algunas de las principales líneas de esta protección a las familias: con una ayuda de 433.000 euros (un 30 por ciento más), la aportación de 60.000 euros al Banco de Alimentos para la adquisición de alimentos infantiles o el incremento hasta los 110.00 euros para aquellas personas desahuciadas.

 

En este capítulo se mantiene los servicios de Ayuda a Domicilio (4,2 millones) y la Teleasistencia (340.000 euros). Además, Jesús Julio Carnero adelantó que se amplía la Red Integrada de Servicios a personas con discapacidad con la implantación de un nuevo taller ocupacional en la zona norte de la provincia, para el que se destinará 1.465.000 euros.

 

La "austeridad" que predica el presidente en gastos de funcionamiento permitirá ahorrar algo menos de un millón de euros. La deuda se reduce en cinco millones y se situará en valores próximos al 55%.

 

La segunda línea de actuación que presenta este proyecto de los Presupuesto provinciales 2014 es el fomento del empleo. Carnero ha anunciado que el Plan Impulso se nutrirá de 1,2 millones de euros, mientras que una de las novedades será el acceso a la financiación con una cuantía de 400.000 euros para el convenio con Iberaval, que permitirá acceso a crédito a los emprendedores. El Plan de Apoyo Económico y Social se lleva más de un millón y medio de euros, mientras que Turismo contará con una partida presupuestaria de 4,7 millones, que también servirán "para crear empleo".

 

El capítulo inversor se eleva hasta los 21,8 millones, de los cuales diez irán destinados a los Planes Provinciales, que se incrementan en algo más de 5 puntos. El presidente ha dicho que la recuperación de la “normalidad” ha permitido retomar programas como el de rehabilitación de iglesias y ermitas con una dotación de 450.000 euros.

 

Durante la presentación a la prensa de las Cuentas generales de 2014 que tendrán que aprobarse en pleno, el presidente de la institución provincial ha querido recalcar el apoyo de la Diputación a sus 225 ayuntamientos. Se incrementa la partida más de un 3% hasta situarse en los 11,9 millones de euros, con dos programas fundamentales: Fondo de Actividades y Servicios y Fondo de Mantenimiento de Servicios, con dos millones de euros cada uno.

 

Pero quizá la novedad fundamental en este aspecto viene dada en “una nueva relación entre los ayuntamientos y la Diputación” consistente en la cesión voluntaria de la gestión de un servicio municipal que no pueda ser afrontada por el Consistorio. A este proyecto piloto se han destinado 200.000 euros para el Plan de gestión de bienes en estado de abandono y ruina, propuesto por el grupo provincial socialista. Importante es también el aporte al Plan de Transporte puesto en marcha este año y que, de nuevo, contará con 600.000 euros.

 

Las cuentas permitirán que el endeudamiento se la Diputación se reduzca en cinco millones, lo que lo situará en un porcentaje próximo al 55%. A pesar de la “austeridad” que recalca el presidente en los gastos de funcionamiento apenas llegará al millón de euros de ahorro, lo que supone un descenso del 1,75%.