La Diputación pide a los ayuntamientos que suscriban convenios de ventanilla única con la institución provincial

Imagen del pleno celebrado por la Diputación de Valladolid.

La Diputación de Valladolid celebró su primer pleno del 2013, que sirvió para ratificar en nombramiento de la atleta Mayte Martínez como Hija Predilecta de la Provincia y para aprobar varias mociones. Se rechazó la proposición del PSOE por la que solicitaban la retirada del anteproyecto de ley de Ordenación del Territorio.

El primer pleno que la Diputación provincial de Valladolid ha celebrado en 2013 ha servido para ratificar el acuerdo de los tres grupos políticos para nombrar Hija Predilecta de la Provincia a la deportista Mate Martínez. Asimismo, se han dado luz verde algunas mociones, como la propuesta por los populares para invitar a los diferentes municipios de la provincia para que suscriban convenios de ventanilla única con la institución provincial.

 

En este caso, tal y como ha defendido el vicepresidente de la Diputación, Alfonso Centeno, esta herramienta servirá para hacer más “eficaz” y “agilizar” los trámites que tienen que llevar a cabo los ciudadanos con esta administración. Fuentes de la Diputación han asegurado que en la actualidad son muy pocos los Consistorios que tienen este servicio de ventanilla única, por lo que los ciudadanos tienen que desplazarse hasta la capital para completar cualquier trámite. Con esta moción aprobada unánimemente por PP, PSOE e IU se “invitará a todos los ayuntamientos de la provincia de Valladolid que aún no lo hayan hecho a que suscriban convenios de ventanilla única con la Diputación”.

 

También existió unanimidad entre los tres grupos provinciales para nombrar a la atleta Mayte Martínez Hija Predilecta de la Provincia “por su trayectoria deportiva y su compromiso permanente con el deporte de la provincia”, según se señaló en la Comisión de Economía, Turismo y Personal cuando se propuso su nombramiento.

 

Sin embargo, el grupo Popular no “comprendió” la moción presentada por los socialistas en la que se insta a la retirada del anteproyecto de ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio de Castilla y León. El portavoz popular, Jesús García Galván, mostró su “sorpresa” al entender que el PSOE provincial rompía el pacto que los dos partidos habían alcanzado a nivel regional.

 

La diputada socialista, María Jesús Lobo, incidió en el que acuerdo final no fue el pactado por la Mesa de Ordenación, en la que estaban representadas las Administraciones públicas, los agentes sociales y económicos, y los partidos con representación parlamentaria. Finalmente la moción fue rechazada.

 

LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA

 

Dos mociones más fueron aprobadas por unanimidad. La primera, una propuesta  conjunta de los tres grupos políticos de la Diputación que resuelve la adhesión de la institución provincial al ‘Pacto por los derechos de la infancia en Castilla y León’ y su compromiso para impulsar políticas y apoyar acciones a favor de la infancia en la provincia, promover medidas que hagan visible a la infancia en la agenda política local y programas de acción social orientados a la infancia de la provincia. La segunda fue la del portavoz de Izquierda Unida, Salvador Arpa, por la cual instarán a los ayuntamientos a cumplir la Ley de Memoria Histórica. IU quiere que se cumpla el el artículo 15.1 de la mencionada Ley por el que "las administraciones públicas tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva, de sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura".

Noticias relacionadas