La Diputación disuelve el Consorcio Almirante de Rioseco a petición de Ciudadanos

Imagen de archivo de la restauración del Museo de San Francisco de Rioseco promovida por el Proyecto Almirante. DIPUTACIÓN DE VALLADOLID

El ente llevaba seis años de inactividad por ausencia de ayudas europeas. Gestionó varios años el Protecto Almirante en el que se invirtieron más de siete millones de euros en rehabilitar el patrimonio riosecano. 

La Diputación provincial accederá a la petición de Ciudadanos de disolver el Consorcio Almirante, un ente que durante dos décadas ha gestionado el conocido como Proyecto Almirante, que invirtió más de siete millones de euros de ayudas europeas en la restauración del patrimonio de Medina de Rioseco con el objetivo de crear riqueza a través del turismo.

 

Después de restaurar varios monumentos en dos fases, el Consorcio nacido en 1996 estaba inactivo. Forman parte de él la propia institución provincial, que era la que presidía el ente, el Ayuntamiento de Medina de Rioseco, Fundación Duques de Medina de Rioseco, Cámara de Comercio, Arzobispado de Valladolid, Asociación Protemplos, Asociación de Empresarios, CIT Ajújar y Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos.

 

Este mismo lunes, la diputada de la formación naranja, Pilar Vicente, ha instado al equipo de gobierno a que acelere la disolución del Consorcio Almirante como parte del acuerdo de investidura que ha permitido a Jesús Julio Carnero presidir la Diputación. Precisamente, Carnero, que ha visitado Rioseco este lunes para la firma de un acuerdo con la AECC ha confirmado el fin del Consorcio Almirante.

 

Los componentes han conocido la noticia en una reunión informativa presidida por el vicepresidente de la Diputación, Víctor Alonso Monge. Jesús Julio Carnero ha recordado que se trata de uno de los puntos del acuerdo programático de investidura con Ciudadanos. “Procederemos a la supresión del Consorcio por la falta de actividad del mismo. El Consorcio ha cumplido una etapa y una historia importante en Medina de Rioseco, que ahora no tiene actividad debido a la falta de fondos europeos”

 

No obstante, el presidente de la Diputación ha advertido que si en un momento cualquiera “se obtuvieran fondos, bien de Europa, de la administración general del Estado o bien de la administración autonómica para un proyecto en esta zona o en cualquier otra inmediatamente arbitraríamos la fórmula administrativa que permitiera canalizar estos fondos”.

 

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Artemio Domínguez, ha incidido en que esta decisión “no es trascendente” debido a la “inactividad” que presentaba el Consorcio. A pesar de ello, el regidor riosecano decía que le producía “penas” porque ha sido una parte de la historia de Rioseco que se termina y esperaba que “si pueden surgir otras ayudas se pueda estudiar la posibilidad de formar otro ente”. Artemio Domínguez agradecía la labor del Consorcio Almirante en la restauración del patrimonio de Rioseco.

 

Por último, se ha explicado que el presupuesto con el que contaba el Consorcio anualmente no llegaba  los mil euros.

 

EVITAR DUPLICIDADES

 

Ciudadanos busca así comenzar un trabajo de racionalización de la administración también en la provincia de Valladolid. "El 'Consorcio Almirante' no estaba sirviendo al interés de la ciudadanía, sino que era un ejemplo más de una macroestructura administrativa con muchas duplicidades que sufren y costean los ciudadanos con sus impuestos", sostiene la diputada de Ciudadanos, Pilar Vicente, quien añade que la voluntad de su partido "es que las instituciones públicas sirvan a los ciudadanos de manera eficiente".

 

"Tanto con la disolución del Consorcio Almirante, como con la limitación de mandatos del presidente de la Diputación, continúa visualizándose la presencia de Ciudadanos en esta institución, así como que el voto verdaderamente útil fue aquel que está sirviendo para cambiar las cosas aquí", concluye Vicente.