La Diputación de Valladolid y la Fundación Vicente Ferrer, de la mano una vez más

Jesús Julio Carnero recibió este martes a Anna Ferrer. TRIBUNA

El presidente de la institución provincial, Jesús Julio Carnero, ha recibido este martes a la viuda de Ferrer, fruto del convenio de colaboración entre ambas.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha recibido este martes en el Palacio de Pimentel a Anna Ferrer, viuda de Vicente Ferrer y presidenta de su fundación, con la que la Institución provincial colabora.

 

Carnero y Anna Ferrer, que se encuentra de viaje en España, han intercambiado impresiones sobre la colaboración que la Diputación ha prestado a muchas de las iniciativas promovidas en los últimos años por la fundación para mejorar las condiciones de vida de las habitantes de las castas más desfavorecidas de la India, a través de la convocatoria anual para subvencionar proyectos de cooperación de las organizaciones no gubernamentales.

 

En el año 2012, la Diputación financió con 40.000 euros a la Fundación Vicente Ferrer para el proyecto de acceso a una educación secundaria de calidad para jóvenes desfavorecidos del área rural de Lepakshi, en el distrito de Anantapur, mientras que en 2013 la subvención de la convocatoria de la Institución provincial un total de 30.000 euros se destinó a la mejora del acceso a una educación secundaria de calidad para estudiantes desfavorecidos en el distrito de Anantapur.

 

En la convocatoria de 2014 la subvención de la convocatoria de ayudas para proyectos de cooperación, destinó a la Fundación Vicente Ferrer la cantidad de 30.000 euros para llevar adelante el proyecto de mejora en la gestión y disponibilidad de los recursos hídricos para uso agrario y doméstico de las familias agricultoras de Settipalli, distrito de Anantapur.

 

Finalmente, en 2015 el proyecto financiado por la Diputación trata del acceso al derecho a una habitabilidad digna y agua segura en Talupula, distrito de Anantapur, que ha recibido una subvención de 40.000 euros.

 

Gracias a este proyecto un total de 321 personas, 46,73 por ciento mujeres y niñas, tendrán acceso a habitabilidad básica completa con vivienda, agua, electricidad y saneamiento, y en adicción 355 personas, el 47,88 por ciento mujeres y niñas, tendrán acceso a agua segura, según informa la Diputación. Igualmente se potenciará la capacidad de autogestión de la comunidad, potenciando la participación de las mujeres.