La Diputación de Valladolid une fuerzas con el Banco de Alimentos, Cruz Roja y Cáritas

Los convenios se cerraron este miércoles. TRIBUNA

La institución provincial ha renovado su convenio con Cáritas y Cruz Roja, y ha creado uno nuevo con la Fundación Banco de Alimentos.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha firmado este miércoles los convenios de lucha contra la exclusión social que la Institución suscribe anualmente con Cáritas, Cruz Roja y la Fundación Banco de Alimentos.

 

Los convenios han sido ratificados por el director de Cáritas Valladolid, Jesús García Gallo; el delegado especial de Cruz Roja, José Ignacio de Luis Páez, y con el presidente de la Fundación Banco de Alimentos, Jesús Mediavilla, en un acto en el que también ha participado el alcalde de Arroyo de la Encomienda, José Manuel Barrio.

 

Según ha informado la Institución a través de un comunicado remitido a Europa Press, el presupuesto destinado a este programa se ha incrementado en un 459,19 por ciento, con lo que ha pasado de 112.315,20 euros en 2012 a 628.052 euros en 2016. Con ello se ha pasado de atender a 1.152 personas en 2012 a 2.492 personas en 2015, lo que supone un incremento del 116,32 por ciento.

 

Estos convenios presentan como novedad su transformación en un programa de ayudas destinadas al alquiler de vivienda de colectivos en especial situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social, que va más allá del programa que iniciamos en 2013 para ayudar a las personas y familias en situación de desahucio. Desde su puesta en marcha, este programa ha permitido atender un total de 60 solicitudes, 16 de ellas en 2015.

 

En octubre del pasado año el programa se amplió a personas y unidades familiares que llegaran a la provincia con motivo de la crisis humanitaria originada por el conflicto bélico de Siria y con estatus de refugiado.

 

Asimismo, se establece una línea complementaria a las ayudas al alquiler para realizar acciones formativas, diseñadas conjuntamente por las entidades y el Equipo de Inclusión Social de la Diputación de Valladolid (EDIS), y adaptadas a las necesidades de estos colectivos.

 

Las ayudas pueden dedicarse tanto a financiar los cursos como los materiales o becas de transporte de los beneficiarios. En este sentido ya está programado el curso 'Aprendiendo un idioma para trabajar en Valladolid', en colaboración con Cruz Roja, y que se va a desarrollar en Mojados desde este mes de abril hasta el próximo mes de diciembre.

 

REQUISITOS Y CUANTÍA DE LAS AYUDAS

 

Los requisitos que deben reunir los beneficiarios son los mismos que en anteriores convocatorias para las ayudas destinadas a personas o familias desalojadas de su vivienda habitual por el impago de cuotas hipotecarias o del alquiler concertado, no pudiendo beneficiarse de las mismas quienes se hayan beneficiado en años anteriores.

 

En el caso de las personas o familias que lleguen a España con motivo de la crisis humanitaria producida por el conflicto bélico en Siria, deben acreditar su estatus de asilo o refugiado y haber entrado en España en el marco del Programa establecido con la Agenda Europea de Migración.

 

Por su parte, para las mujeres que ostenten la condición de mujer víctima de violencia machista se incrementa en un 50 por ciento el umbral de ingresos con respecto a los beneficiarios por impago de cuotas hipotecarias o alquiler, y además tiene que existir orden de protección o, en su defecto, informe de los Servicios Sociales.

 

Se mantienen dos tipos de ayudas, el cien por cien del precio del alquiler por un periodo de hasta seis meses, o bien, el 50 por ciento del precio del alquiler para un periodo de hasta doce meses.

 

Excepcionalmente, se podrán ampliar las ayudas a tres y seis meses más, respectivamente. El importe mensual a abonar será el del coste del alquiler y, en todo caso, un máximo de 400 euros al mes. La vivienda a ocupar tiene que estar ubicada en un municipio de la provincia de Valladolid, excluida la capital. A estos dos convenios se destinan 120.000 euros (60.000 euros para cada entidad), lo que supone un incremento del 8,33 por ciento con respecto a 2015.

 

BANCO DE ALIMENTOS

 

En este caso se da continuidad a la colaboración iniciada en 2014 con la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid, con una aportación por parte de la Diputación de Valladolid de 60.000 euros que irán destinados a la adquisición de diversos equipamientos que optimizan su labor de almacenaje, distribución y reparto de alimentos en nuestra provincia.

 

En concreto, se destinarán 30.000 euros para la atención de los gastos corrientes necesarios para la recogida, selección, almacenamiento y distribución de alimentos que llegan a alrededor de 6.000 personas de la provincia de Valladolid a través de más de 70 entidades.

Noticias relacionadas