La Diputación de Valladolid se acuerda de los parados de más de 45 años con una línea de ayudas

Víctor Alonso y Jesús Julio Carnero, en Diputación de Valladolid, antes de una rueda de prensa. A. MINGUEZA

Ofrecen dos partidas de subvenciones de 50.000 euros para favorecer el empleo de parados de larga duración y otra, de 58.000 euros, para personas con discapacidad.

El Plan Impulso de la Diputación de Valladolid da una vuelta de tuerca y se acuerda de los mayores de 45 años parados de larga duración y a las personas con capacidades diferentes. Así lo ha hecho saber el presidente de la institución provincial, Jesús Julio Carnero, quien ha definido dos partidas de 50.000 y 58.000 euros, respectivamente para este fin.

 

De esta forma, se han establecidos dos líneas: fomento del empleo y fomento del espíritu emprendedor. A quien contrate a un desempleado mayor de 45 años se le subvencionar con 2.000 euros, a lo que habrá que sumar otros 500 euros si el contratado es parado de larga duración. 3.500 euros recibirán los empresarios o autónomos que contraten a un desempleado con discapacidad y 4.000 euros si se trata de una sustitución durante una baja maternal.

 

Por último la contratación del primer trabajador desempleado en una pyme se bonificará con 2.000 euros. En caso de que los contratados sean mujeres, a todas esas ayudas habrá que sumar una bonificación adicional de 500 euros.

 

Los emprendedores de la provincia de Valladolid también tienen premio en forma de ayuda. De esta manera aquellos que monten su propio negocio recibirán una ayuda de 2.000 euros, que será de 2.500 euros en caso de que sean mayores de 45 años y parados de larga duración. Por último se crea una nueva línea para fomentar la actividad empresarial en parados mayores de 45 años de largo duración como agentes comercializadores. Recibirán 3.000 euros y un curso con el objeto de poder comercializar productos autónomos o artesanos.

 

Carnero dice que los mayores de 45 años conforman un grupo “esencial en nuestra sociedad, con elevadas tasa de paro de larga duración, y en el que el riesgo de aumento de la pobreza tiene un fuerte impacto social”. De hecho, el presidente de la Diputación ha ofrecido un dato: “6.012 personas y parados mayores de 45 años viven en municipios de menos de 20.000 habitantes”. Por último, Jesús Julio Carnero ha adelantado que el conjunto de ayudas asciende a 485.000 euros para este ejercicio.