Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La Diputación de Valladolid ofrecerá el servicio de 'Comida a domicilio estival' a más de 100 menores

El Servicio de Igualdad de Oportunidades y Servicios Sociales de la Diputación de Valladolidhará que más de 100 menores en riesgo de vulnerabilidad social cuenten con el servicio temporal de comedor estival.

LA 'FÓRMULA DE COMEDOR'

 

Respecto al empleo de 'fórmula de comedor', que utilizan otras instituciones en los meses de verano, como por ejemplo el Ayuntamiento de la capital, Íscar ha considerado que "no es la mejor forma para cubrir esta necesidad".

 

También ha adelantado que se va a realizar un trabajo paralelo que se desarrolla por la Junta de Castilla y León al no hacer uso de los comedores escolares en periodo estival, se va a iniciar una 'experiencia piloto' con otras provincias en la que participaran el Servicio de la Junta, Fundación La Caixa, Cruz Roja, Ayuntamientos y la Diputación de Valladolid, de la que se informará.

Según ha informado el diputado del Servicio, Conrado Íscar, esta prestación que comenzó el año pasado, permitirá "dar una respuesta normalizadora y flexible a los menores de catorce años" para alimentarlos y dar a las familias una solución.

 

El servicio se prestará mediante la infraestructura de Comida a Domicilio que se desarrolla durante todo el año por la Diputación para atender a unas 190 personas mayores dependientes de la provincia en los municipios con menos de 20.000 habitantes y que coordinan los trece centros de Acción Social (CEAS) de la provincia.

 

Para este año se prevé una reducción de receptores a unos 100 menores --en 2015 fueron 114--, Íscar ha señalado que se debe a la "mejora de la situación", aunque es un "listado que todavía está abierto" y "susceptible de ampliación" según se conozca su disponibilidad.

 

Así, ha recordado que el plazo de solicitud de inclusión permanece abierto y "está preparado para atender a las nuevas incorporaciones en 24 horas".

 

El diputado ha recordado que en el pasado ejercicio se atendió a 114 menores, pertenecientes a 50 familias de 26 municipios vallisoletanos, y tuvo un coste de 90.000 euros. Según los datos de los CEAS provinciales, tuvo mayor actuación en los municipios vallisoletanos de Nava del Rey e Íscar.

 

El servicio comenzará el 1 de julio y se mantendrá hasta la reapertura de los comedores escolares. Para atender este servicio, que repartirá menús de comida y cena, se emplearán dos rutas según el municipio de residencia, con repartos tres días a la semana. Lunes, miércoles y viernes para la primera y martes, jueves y sábados, para la segunda.

 

Acerca de los menús ha señalado que "están adaptados" a las necesidades nutricionales para estas edades y para los que precisen menús especiales.

 

En cuanto de la previsión de coste para este año, según el diputado, "el mayor problema es la dispersión geográfica para acercar este servicio", pues en ocasiones la entrega es para un sólo usuario.