La Diputación de Valladolid estudia alternativas para el servicio de Bomberos al alfoz si rompe con el Ayuntamiento

Imagen de la última reunión entre Diputación y Ayuntamiento para negociar el convenio del servicio de Bomberos.

Potenciar los parques más próximos a los municipios afectados es una de las opciones que baraja la institución provincial, muy lejos de llegar a un acuerdo económico con el Ayuntamiento de la capital.


 

La Diputación Provincial de Valladolid ya trabaja en diferentes alternativas para no dejar sin servicio de Bomberos a la treintena de municipios del alfoz que se quedarían sin esta atención en el caso de romperse las negociaciones que mantiene con el Ayuntamiento de Valladolid para la prórroga del convenio actual.

 

Ambas instituciones se encuentran enfrentadas por un desacuerdo económico. La Diputación Provincial ofrece ampliar su dotación de 150.000 a 281.000 euros, pero el Ayuntamiento quiere aplicar otro concepto de coste por habitante cuyo cálculo elevaría el pago por encima de los dos millones de euros, aunque rebajó esa cantidad para dejarlo alrededor del millón de euros.

 

Aunque el contrato está vigente hasta el 31 de diciembre de 2017, cada una de las partes tiene la posibilidad de denunciarlo con dos meses de antelación de la entrada en vigor del último ejercicio. El concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid, Luis Vélez, ya advirtió tras la última reunión entre ambas instituciones que el Consistorio estaría dispuesto a dar ese paso, lo que supondría la pérdida del servicio de Bomberos para todos los municipios del alfoz vallisoletano.

 

El diputado delegado del Servicio de Protección Civil, Prevención y Extinción de Incendios, Artemio Domínguez, ha telefoneado a todos los alcaldes implicados en esta situación para tranquilizarles porque la Diputación Provincial, asegura, "está buscando alternativas para garantizar el servicio". Después de varios encuentros con Luis Vélez, afirma que las diferencias económicas son importantes pero lejos de someterse a una confrontación institucional porque las relaciones son fluidas, avanza que la institución provincial estudia diferentes alternativas.

 

Estas pasarían por potenciar los parques de Bomberos de la Provincia más cercanos a la zona de influencia. En este caso Tordesillas es el más próximo y podría ver incrementado el número de efectivos personales y los medios técnicos. El resto de parques (Íscar, Peñafiel, Medina del Campo y Rioseco) quedan más alejados. La otra opción pasaría por construir un nuevo parque y, en este caso, Laguna de Duero sería uno de los emplazamientos estudiados.

 

"Estamos hablando de una negociación donde se debe tener en cuenta la eficacia de un servicio", asegura el alcalde de Simancas, Alberto Plaza. Otro, en este caso no afectado como Tordesillas al disponer de un parque provincial, alude "a la solidaridad entre instituciones" para encontrar un acuerdo, dice José Antonio González Poncela.

 

Las negociaciones siguen abiertas y con varios planteamientos para estudiar antes de enfrentarse a la denuncia de un acuerdo que supondría la finalización del servicio de Bomberos el 31 de diciembre de este año en Simancas, Zaratán, Villanubla, Arroyo, La Cistérniga, Cabezón, Castronuevo, Cigales, Corcos, Cubillas, Fuensaldaña, Laguna de Duero, Santovenia, Trigueros del Valle, Tudela, Valoria, Viana de Cega, Villabáñez, Mucientes, Olmos de Esgueva, Piña de Esgueva, Quintanilla de Trigueros, Renedo, San Martín de Valvení, Villanueva de los Infantes, Villavaquerín y Wamba.

Noticias relacionadas