La Diputación de Valladolid entrega sus Premios y becas 2013 con la promesa de “seguir apoyando pese a la crisis”

J.P.

Jesús Julio Carnero asegura que los galardones “son un compromiso con la sociedad vallisoletana” y que es la forma de que “la cultura forme parte de la sociedad”.

Beca de Artes Plásticas:

 

Luis Mariano Velasco, 4.500 euros.

 

Beca de Arte Dramático:

 

Saúl de la Fuente, 4.000 euros.

 

Premio de Investigación Provincia de Valladolid:

 

Primer premio, Javier Blanco. Segundo, María Jesús Izquierdo.

 

Premios Argaya para jóvenes creadores:

 

Modalidad de monografías: Preimer premio, Juan Fernández. Segundo, desierto.

 

Modalidad de relatos: Primer premio, Irene Gil. Segundo, Víctor Gutiérrez.

 

Modalidad de Ilustraciones: Primer premio, Eduardo Rosillo. Segundo, Laura Fernández.

 

Modalidad de fotografía: Primer premio, Francisco José Fernández. Segundo, Ángel Peña.

 

VII Concurso Escolar 'Cuentos sobre la inmigración": Primer premio, Diego Carreras del Pedro I de Tordesillas. Segundo, María Mateo, del Villas del Sequillo de Villabrágima. Tercero, Maialen Díez, del Pedro I de Tordesillas.

 

XV Concurso literario del programa de personas mayores 'Entre tú y yo': Premio senior, Paula Lora. Premio junior, Luis Hernández.

Este lunes por la mañana había mucho ajetreo en el salón de plenos de la Diputación de Valladolid. No era para menos. Y es que la institución provincial entregaba sus Premios y Becas 2013, unos galardones que han cumplido 33 años, que se dice pronto. Dos becas y hasta catorce premios que fueron a parar para aquellos que “se encargan de promover la cultura vallisoletana”, según el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero.

 

“Estos Premios y Becas suponen un reconocimiento para los jóvenes creadores y los nuevos investigadores, algo muy necesario en la actualidad. Necesitamos su talento para seguir adelante, mejorar nuestra sociedad y conocer nuestras señas de identidad”, ha seguido el máximo mandatario.

 

Uno a uno, todos los premiados pasaron a recoger sus premios de las manos del presidente, acompañado del subdelegado del Gobierno Antonio Martínez Bermejo y el diputado de Cultura e Igualdad de Oportunidad de la Diputación, Artemio Domínguez. “Todos sabemos hasta qué punto es importante la cultura para todos. Es esencial para el desarrollo mental, físico e intelectual de todo el mundo”, ha asegurado Carnero.

 

Fue entonces cuando tomó la palabra uno de los becados, Saúl de la Fuente, en un emotivo discurso que vino a refrendar el que estaba desarrollando el presidente. “El otro día, cuando le conté a un amigo que me habían concedido la beca, él me respondió con una pregunta. Y tal y como están las cosas, ¿por qué se gasta la Diputación dinero en estas cosas?”, comenzó.

 

“Al principio me quedé un poco perplejo, no supe responderle. Después de madurarlo un poco, me di cuenta de que la respuesta era más obvia de lo que parecía. Para el ser humano es esencial desarrollar la parte física, pero a veces se nos olvida la íntima, la personal. Y en ese invierte la Diputación. Por eso, es de agradecer su esfuerzo”, terminó.

 

Después de la entrega del resto de Premios, Carnero volvió a tomar la palabra, haciendo referencia a lo comentado por Saúl. “Agarrando sus palabras, precisamente por eso mantenemos estos Premios, y los seguiremos manteniendo por mucho tiempo. En tiempos difíciles, hay que seguir apoyando estas iniciativas. Hay una palabra que me encanta usar para estos casos, y es decir que se trata de una forma de compartir con los demás”, concluyó.