La Diputación de Valladolid echa una mano a las personas que sufren exclusión social

De izquierda a derecha, Jesús García, Jesús Julio Carnero, Marta Varas y Fernando Company. JUAN POSTIGO

La institución provincial firma un convenio con Cáritas, Cruz Roja y el Banco de Alimentos para destinar más de 480.000 euros a desahuciados y niños con problemas alimenticios.

La Diputación de Valladolid ha renovado en la mañana de este viernes el convenio que le unía con Cáritas y con la Cruz Roja y ha firmado uno nuevo con el Banco de Alimentos, de manera que aportará 481.525 euros para evitar problemas de exclusión sociales en la provincia.

 

Y es que el acuerdo con Cruz Roja y Cáritas para personas obligadas a abanodonar su hogar ya viene del pasado, concretamente de hace un año, cuando se aportaron 100.000 euros para “cooperar con aquellas familias en riesgo de ser expulsadas de sus casas”, tal y como ha explicado el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero. La diferencia es que en esta ocasión la cifra ha aumentado hasta los 110.000, de los 481.525 del total presupuestado para 2014.

 

Vista la necesidad de estas políticas en tiempos tan difíciles, se ha decidido dar un paso más y llegar también a un acuerdo con el Banco de Alimentos de Valladolid, de manera que 60.000 euros irán para la elaboración de un programa para la distribución de comida a niños de 0 a 14 años. El resto de ayudas, algo más de 300.000 euros, irán para otras ayudas como al estudio universitario, un convenio con el Ayuntamiento de Peñafiel para la integración social y cultural de las personas u otro acuerdo con la Fundación Secretariado Gitano, entre otros.

 

Después de la firma del presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero ha querido agradecer a los representantes de las instituciones el acuerdo. A saber, Jesús García director de Cáritas, Marta Varas presidenta de Cruz Roja y Fernando Company patrono del Banco de Alimentos, todos ellos a nivel de Valladolid.

 

“Las ayudas para desahuciados se han vuelto realmente importantes, por desgracia, en el panorama actual”, ha comenzado Carnero. “Por eso hemos decidido renovar el convenio con Cáritas y Cruz Roja. En solo dos años, hemos incrementado hasta un 374% la inversión en este campo”. Y es que la Diputación ha incrementado no solo la nombrada cifra para los desahucios, sino un 435% para todas las políticas de exclusión social en estos dos años.

 

Pero los desahuciados no serán los únicos que se beneficien de esta ayuda de la Diputación. El Banco de Alimentos podrá ayudar a niños de 0 a 14 años para que tengan una nutrición adecuada gracias a los nombrados 60.000 euros del acuerdo. “Es todo un reto para nosotros, pero lo aceptamos con ilusión. Es difícil porque en principio no trabajamos para toda la provincia, pero consideramos que somos perfectamente capaces”, ha asegurado Fernando Company, en representación del Banco de Alimentos.