La Diputación de Valladolid destina 180.000 euros a jóvenes para adquisición o alquiler de vivienda

La convocatoria para el año 2016 mantiene las tres línea de subvención.

La Diputación de Valladolid mantiene una vía de ayudas a la vivienda para conseguir que los jóvenes de la provincia de entre 18 y 36 años se establezcan en los municipios vallisoletanos, y así consolidar el asentamiento de la población juvenil en el ámbito rural.

  

La convocatoria para el año 2016 mantiene las tres líneas de subvención y las dota con un total de 180.000 euros. Del total, 45.000 se reservan a la redacción de los proyectos de obras, otros 45.000 más a la financiación de préstamos hipotecarios y 90.000 euros están disponibles para financiar el alquiler, según informa la Institución provincial en un comunicado recogido por Europa Press.

  

Desde el pasado martes y hasta el 31 de marzo, la Diputación de Valladolid emplaza a los jóvenes que puedan estar interesados para que hagan sus solicitudes de ayuda económica a la convocatoria del año 2016 para la redacción de los proyectos técnicos de las viviendas nuevas o rehabilitadas, para la financiación de los préstamos hipotecarios que las financian o para pagar el alquiler.

  

Las ayudas se canalizan a través de la convocatoria de subvenciones para el establecimiento y consolidación de población juvenil en el ámbito rural.

  

Las condiciones para acceder a estas ayudas están disponibles en las bases reguladores de la convocatoria que se publicaron en el Boletin Oficial de la Provincial del 18 de enero pasado.

 

REQUISITOS

  

Junto a los requisitos específicos de cada una de las líneas, las ayudas a la vivienda tienen como requisitos generales la edad de los solicitantes -esta convocatoria se reserva exclusivamente a los jóvenes de entre 18 y 36 años- empadronados en la provincia que quieran establecerse en el medio rural vallisoletano, siempre que su renta no supere los 37.500 euros anuales.

  

Las ayudas de la Diputación a la vivienda nacieron hace 11 años con una única línea de subvenciones dirigida a la financiación de la redacción de los proyectos de viviendas unifamiliares de nueva construcción o viviendas rehabilitadas en los municipios de menos de 20.000 habitantes.

  

Tres años más tarde se incorporó una nueva línea para financiar los préstamos hipotecarios contraídos por los jóvenes para la adquisición de sus viviendas. Y finalmente en el año 2015 se incorporó una tercera línea de subvenciones, en este caso para el pago del alquiler de la vivienda.

  

En todo este tiempo, la Diputación de Valladolid ha contribuido a que cerca de 800 jóvenes hayan comprado su vivienda en algún pueblo de la provincia, y que 80 jóvenes más residan en el medio rural en régimen de alquiler gracias a que en el año 2015 las ayudas se ampliaron a las rentas de los arriendos.

  

Una buena parte de estos jóvenes, casi un 30 por ciento, se han instalado en los municipios de Arroyo (93), Adeamayor (52); Iscar (43); Renedo (36); Pedrajas (35), o Villanubla (29). Aunque en mayor o menor medida, son 106 los ayuntamientos que se han beneficiado del asentamiento de población joven desde que se pusieron en marcha las ayudas de la Diputación.