La Diputación de Valladolid asume el “error” y transformará Meseta Ski en un centro de turismo activo

La última sentencia del Constitucional obliga a desmontar más de la mitad de la pista en Villavieja del Cerro y se reorientará el proyecto con actividades como senderismo, cicloturismo, paseos a caballo y globo.

CRONOLOGÍA DE MESETA SKI

 

En 2006, la Diputación inicia las obras.

 

En 2007, Ecologistas en Acción denuncia por tratarse de un terreno que se incendió en 1999.

 

En 2008, se anula la licencia de obras y se paraliza el proyecto.

 

Entre 2010 y 2011, se detiene una ley regional que pretendía retomar la construcción.

 

En 2013, toma forma la idea de Meseta Sport y los Ecologistas dan el visto bueno ya en 2014 con puntualizaciones.

 

En octubre de 2014, la Diputación anuncia que habrá que derruir parte de lo construido para comenzar Meseta Sport.

Tras el último revés judicial, la Diputación de Valladolid ha movido ficha. Asume la última sentencia del Tribunal Constitucional y no le queda otra que demoler parte de la pista de esquí de Villavieja del Cerro que se encuentra en suelo forestal y activa su plan B, para reconvertir las instalaciones en un centro de turismo activo. En este nuevo proyecto se incluyen otros deportes como el senderismo, cicloturismo, paseos a caballo, multiaventura con tirolinas, y hasta paseos en globo, sin olvidar que la zona más baja de la pista de esquí artificial podrá ser utilizada para iniciación a este deporte.

 

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero;  el vicepresidente de la institución provincial y responsable de la Sociedad de Desarrollo (SODEVA), Alfonso Centeno; el portavoz del grupo socialista, Juan José Zancada, y los alcaldes de Tordesillas, José Antonio González Poncela y de Villavieja del Cerro, Anunciación Rodríguez, han escenificado hoy en las propias instalaciones el inicio de la 'nueva etapa' de Meseta Ski, que pasará a llamarse Meseta Sport.

 

No han querido ofrecer plazos, ni siquiera cantidades económicas que requieran la nueva inversión, aunque sí que han reconocido que deberán demoler más de la mitad de la actual pista de esquí, afectada por la Ley de Montes, al sufrir un incendio en los últimos años. Un hecho que sirvió para que los ecologistas denunciaran la construcción de las instalaciones y finalmente hayan ganado la partida.

 

Se reducirá la pista de esquí, de los 240 metros que tiene la actual, a una rampa de iniciación de poco más de un centenar de metros. Desaparecen así las zonas de mayor desnivel, el half park o el tubo para saltos y piruetas. No obstante, desde Diputación se insiste que todo el material desmontado se “reutilizará” e incluso en un futuro se podría ampliar las zonas de aprendizaje.

 

El área señalado en rojo será la zona demolida

 

“Desaparece la idea original de una pista para diversión de los esquiadores habituales  y quedará únicamente como zona de iniciación al esquí”, reconoce Alfonso Centeno, quien asegura que “una rampa de cien metros no es atractiva para un esquiador experimentado”. El presidente de SODEVA explica además que se han establecido conversaciones con una quincena de empresas de turismo activo que han propuesto algunas actividades “en el área de nueve hectáreas que no son monte público”. 

 

De esta forma, además de la iniciación al esquí se plantea una zona de educación ambiental, rutas de senderismo, cicloturismo, paseos ecuestres, zona de paintball, pista de car a pedales, circuitos de coches teledirigidos, rocódromo, tirolina, jumping, toboganes, camas elásticas e incluso rutas en globos aerostáticos. Según ha explicado Centeno esta sería la solución para “cumplir la sentencia y convertir el lugar en un centro de dinamización económica”.

 

En cuanto al edificio construido, además de albergar el material de las propias actividades, podría convertirse también en un centro de información de los recursos de turismo activo con los que cuenta la provincia. Desde la Diputación se insiste en que la inversión no será “desmedida” y se reforestará la zona, “aunque no había árboles anteriormente”, ha indicado el vicepresidente de la Diputación.

 

Por el momento se descarta ofrecer plazos, aunque el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, asegura que el proyecto estará en funcionamiento “lo antes posible”. Reconoce el “error cometido como institución”, lo asume a nivel personal y dice que lo más importante ahora es “mirar hacia delante”, “cumpliendo la sentencia y reorientando el proyecto de provincia para dinamizar social y económicamente la zona”.

 

Asimismo, se calculaba que la pista de esquí crearía una veintena de empleos, una cifra que crecerá al aumentar el número de modalidades deportivas que se podrán practicar en el centro rebautizado como Meseta Sport.

Noticias relacionadas