La Diputación de Salamanca 'pasa' de lo que ocurre en el campo

La mesa de vacuno de vida cotizó de nuevo a la baja (Foto: Cynthia Duarte)

La mesa de vacuno de vida cotizó 0,06 euros a la baja por lo ocurrido únicamente en el mercado de ganado, sin tener en cuenta, una vez más, las operaciones del campo pese a la insistencia de los ganaderos.

La Diputación de Salamanca lo ha vuelto a hacer una vez más, y van... la mesa de vacuo de vida se ha regido única y exclusivamente por lo que ha ocurrido en el mercado de ganado de este 13 de octubre, sin tener en cuenta las operaciones que tienen lugar cada semana en el campo, donde los ganaderos no han visto ninguna diferencia en relación a la semana anterior.

 

No en vano, este hecho no fue considerado por el presidente de la mesa, Román Hernández, quien fijó una bajada de 0,06 euros para machos y hembras cuando los ganaderos habían demandado entre repetición y bajada de 0,03 euros y los tratantes, descensos de 0,09 euros, cuando el mercado cambia al trasladarse de fecha.

 

Esto significa que los cambios de lunes a martes siempre trastocan los planes de los compradores, que ya tienen cerrada su asistencia a otros mercados y ubicaciones distintas. No en vano, y pese a este hecho, la asistencia de animales superó las 2.700 cabezas, muchas de ellas sin vender, sí, pero eso no ocurrió en el campo.

 

Es más, el hecho de no contar con las operaciones del campo deja en evidencia a la Diputación que incumple sus propios Estatutos que indican que deben tenerse en cuenta las operaciones efectuadas durante la semana, algo que ocurría en el pasado y que sigue ocurriendo. “Tenéis que mirar un poco más por el ganadero”, relataba un vocal de la mesa a los tratantes y al propio diputado de Agricultura.

 

(Foto: Cynthia Duarte)

 

Finalmente, la decisión no cambió y machos y hembras sufrieron un descenso de 0,06 euros en una jornada con mucho ganado y de una calidad “normal”.

 

Por otro lado, la mesa de vacuno de carne indicó que se produjo un mayor volumen de matanzas en la semana anterior pero que este hecho no produjo una desigualdad entre oferta y demanda; al menos así lo veían los ganaderos, mientras que los compradores se agarraban a malas ventas y las cámaras de las tiendas llenas de animales, pero demandaron una repetición de los precios.

 

Los productores, sin embargo, apuntaron hacia una subida de machos y hembras de entre 0,03 y 0,06 euros para fijar el presidente una subida de 0,03 euros para las hembras de hasta 270 kilos, repitiendo el resto.