La Diputación atiende a 452 inmigrantes hasta junio, un 23 por ciento menos que en 2012

La Diputación ha atendido, a través del programa 'Provincia Abierta', a 452 inmigrantes durante el primer semestre del año 2013, 134 menos que durante el mismo periodo del año anterior, lo que supone un descenso del 23 por ciento.

Según datos de la Diputación, el plan ha registrado un descenso en los dos últimos años (en 2012 el numero de usuarios fue 586) frente al repunte al alza que registró en 2010 y 2011 cuando atendieron a 623 y 648 personas, respectivamente.

  

Así, el descenso de los inmigrantes atendidos por el programa se puede deber a la nueva realidad migratoria caracterizada por la disminución de entradas y por el aumento del retorno al país de origen u otros países de la Unión Europea.

  

Dentro de los participantes del programa, la proporción entre hombres y mujeres favorece al ámbito femenino, con un reparto del 60 por ciento para ellas (272 casos) y un 40 por ciento para ellos (180), lo que significa una reducción porcentual del 25% y 18% respectivamente sobre el mismo periodo del ejercicio anterior.

  

La programación cuenta con tres áreas temáticas como 'Información y asesoramiento jurídico'; 'Formación, empleo y orientación sociolaboral' y 'Acogida inicial'.

  

En este sentido, las acciones destinadas a la 'Formación, empleo y orientación' continúan como las más demandadas, con un total de 391 actuaciones, un cinco por ciento menos que en 2012, seguida del área de 'Información y asesoramiento', con 226 (-36 por ciento).

  

Por último, el apartado de 'Acogida inicial' ha cerrado el primer semestre con un total de 141 intervenciones, un 36 por ciento menos respecto a los primeros seis meses del año anterior.

 

'PROVINCIA ABIERTA'

  

'Provincia Abierta' es un programa creado por la Diputación con el objetivo de facilitar la integración de los inmigrantes en provincia.

  

Esta acción, cuyo origen data del 2002 cuando se desarrolló la primera acción global de apoyo, mediante un Programa de Atención a Personas Inmigrantes financiado por el Fondo Social Europeo y la propia Institución, tiene como fin la integración socio-laboral de los extranjeros que llegan a la provincia.

  

Así, las intervenciones se destinan a que los extranjeros consigan un proyecto de vida en los pueblos vallisoletanos con un asentamiento estable y desde una "buena" convivencia con la población autóctona, y que las zonas rurales "mantengan" su población y "se cubran" los puestos de trabajo vacantes.

  

Con este proyecto, la Diputación pretende llegar a todas las zonas de la provincia desde un planteamiento integral de atención que trata de cubrir la asesoría legal, la inserción laboral, la formación en castellano y formación ocupacional específica, así como la sensibilización son la población de acogida.