Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

La DGT y la UVa ponen en marcha una campaña informativa sobre el uso de drogas y la conducción

www.circulaseguro.com

La UVa y la DGT ponen en marcha una campaña para sensibilizar e informar a los médicos y otros profesionales sanitarios que tratan a pacientes drogodependientes sobre los estupefacientes y su efecto en la conducción de vehículos.

Además, se les ofrece un tríptico informativo para que entreguen a sus pacientes sobre cómo las distintas drogas, y los trastornos por uso de sustancias, afectan a la conducción.

 

"En general, la implicación de los profesionales sanitarios en el campo de las drogas y la conducción es limitada", reconoce el catedrático de Farmacología de la Universidad de Valladolid, Javier Álvarez, quien ha elaborado y supervisado todos los contenidos.

 

Con iniciativas como esta, se pretende que los médicos se impliquen más tanto en la información que dan a sus pacientes, como en la selección de los medicamentos que menos interfieren en la capacidad de conducción, han informado a Europa Press fuentes de la UVa.

 

La iniciativa arranca este mes de enero, se prolongará a lo largo de todo 2016 y consta de varias acciones, concretamente la edición de un folleto dirigido al colectivo médico y un tríptico que se publicará cada trimestre dedicado a una sustancia en concreto: opioides, cocaína y estimulantes, alcohol y cannabis. El primero de estos trípticos se refiere a los opiáceos.

 

Álvarez ha advertido de que la mayoría de la población "no es suficientemente conocedora de la posible influencia de ciertas medicaciones sobre la capacidad de conducción".

 

Además, ha recordado que el alcohol y las drogas constituyen uno de los principales factores de siniestralidad en el tráfico, de manera particularmente relevante en España. "En todos los países desarrollados, conducir con la presencia de tóxicos es un problema de enorme magnitud y que ocasiona un número muy importante de colisiones de tráfico", ha añadido.

 

'Drogas, adicciones y aptitud para conducir' es el título del folleto de ocho páginas dirigido a los médicos. Su finalidad es que estos profesionales ofrezcan a los pacientes con adicciones la mejor información posible sobre cómo el consumo de drogas afecta a la conducción de vehículos, y el efecto que su enfermedad (la adicción) y el tratamiento prescrito poseen a la hora de conducir.

 

Los datos demuestran que conducir bajo los efectos de drogas no solo deteriora la capacidad para hacerlo con seguridad, sino que además se asocia a un mayor riesgo de implicación en accidentes de tráfico con resultado de muerte existiendo, en general, una relación dosis-efecto: a mayor cantidad consumida, mayor efecto y riesgo. Además, el consumo de varias sustancias, incluida el alcohol, es muy frecuente en los conductores accidentados.