La DGT prevé 131.200 desplazamientos en la provincia de Valladolid este fin de semana

TRIBUNA

Los 95 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil destinados en la provincia velarán por la seguridad de los ciudadanos que se desplacen por carretera en esta segunda operación salida.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha previsto 820.000 desplazamientos por las carreteras de Castilla y León durante este fin de semana, de los cuales 131.200 corresponden a la provincia de Valladolid en la segunda operación salida del verano, que se dará al mismo tiempo que la primera operación retorno.

 

Los 95 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil destinados en la provincia de Valladolid velarán por la seguridad de los ciudadanos que se desplacen por carretera, auxiliarán a los conductores que lo necesiten y vigilarán que se realice una conducción segura y de acuerdo con las normas de circulación.

 

A los agentes de la Agrupación de Tráfico (ATGC) se suman otras 84 personas, entre funcionario y personal técnico especializado que atienden en el Centro de Gestión de Tráfico de Valladolid.

 

Debido a las festividades de este sábado, 15 de agosto, la DGT pondrá en marcha un operativo especial para dar cobertura de seguridad al gran número de viajes en coche que se producirá durante estos días.

 

El operativo comenzará este viernes, 14 de agosto, a las 15.00 horas y concluirá a las 24 horas del próximo domingo, 16 de agosto, y contará con la máxima disponibilidad de medios humanos (885 agentes de la Guardia Civil en Castilla y León) con el objetivo de facilitar la movilidad y fluidez en las carreteras y sobre todo para velar por la seguridad vial, han informado a Europa Press fuentes de la Dirección General de Tráfico.

 

DESPLAZAMIENTOS NACIONALES

 

Durante este periodo festivo se estima que se realicen 4,8 millones de desplazamientos por las carreteras nacionales y el mayor incremento de vehículos se prevé en las salidas de las grandes ciudades hacia las zonas turísticas del litoral y poblaciones con celebración de fiestas, afectando principalmente a carreteras de Madrid, Barcelona, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía.

 

En el dispositivo, que contempla la máxima disponibilidad de medios humanos, intervinenen más de 600 funcionarios y personal técnico especializado en los Centros de Gestión de Tráfico, alrededor de 10.000 Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, más de 13.000 empleados de las empresas de conservación, de vías en régimen de concesión dependientes de Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos.

 

Asimismo, se instalarán carriles reversibles y adicionales con conos en las horas de mayor afluencia circulatoria además de paralizar las obras en las carreteras, limitar la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada y restringir la circulación de camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas.