La DGT pone marcha un nuevo dispositivo para vigilar los 3,5 millones de desplazamientos

"Si todos los conductores los cumpliéramos podríamos evitar la muerte de más de 400 personas al año en accidentes de carretera".

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha este segundo fin de semana de julio un dispositivo especial para velar por la seguridad de los viajes que se realizan en estos días por carretera, en previsión de que se realicen 3,5 millones de desplazamientos.

  

Por ello, Tráfico incrementará los medios humanos y técnicos en servicio respecto de los días laborables; instalará carriles adicionales mediante conos; y restringirá la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones de masa máxima autorizada de 7.500 kilogramos en determinadas carreteras con especial intensidad circulatoria, en días y horas determinadas.

  

Asimismo, recuerda que en 2013 fallecieron 1.680 personas en accidentes de tráfico, por lo que la directora general de Tráfico, María Seguí, ha indicado que "los límites de velocidad no han variado y siguen siendo los mismos vigentes hasta ahora".

  

"Si todos los conductores los cumpliéramos podríamos evitar la muerte de más de 400 personas al año en accidentes de carretera, por eso vamos a hacer un esfuerzo para concienciar a los conductores y para incrementar los controles en las carreteras", ha agregado Seguí.

  

En concreto, la velocidad genérica máxima para turismos y motos en autopistas y autovías es de 120 kilómetros por hora (m/h), mientras que en carreteras secundarias es de 100 km/h o 90 km/h en función de la anchura del arcén, y en vías urbanas, de 50 km/h.

 

INFRACCIÓN GRAVE O MUY GRAVE

  

Teniendo en cuenta estas velocidades, establecidas en el Reglamento General de Circulación, los conductores que las incumplan estarán cometiendo una infracción grave o muy grave, sancionada con multa de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiendo del exceso de velocidad cometido.

  

Además, en caso de que se excedan los 60 km/h en vía urbana o en 80 km/h en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, el Código Penal lo tipifica como delito y es castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

  

En este sentido, Tráfico ha advertido de que en 2013 hubo más de un millón de conductores que excedían los límites de velocidad en los controles de la Guardia Civil y ha agregado que el factor velocidad estuvo presente en el 22% de los accidentes mortales que se produjeron.

  

Un estudio de la DGT sobre velocidad libre pone de manifiesto que en carreteras convencionales el 39% de los vehículos superaban la velocidad límite establecida y el 13% superaban el límite en más de 20 kilómetros por hora, lo que significa el doble de vehículos registrados con este exceso que en las vías desdobladas, en donde el porcentaje de vehículos que rebasaban el límite en 20km/h fue del 6,5%.

  

En relación con los peatones, un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que a partir de 80km/h es prácticamente imposible que un peatón se salve en un atropello y que una velocidad de 30km/h, el riesgo de muerte del peatón se reduce al 10%.

  

Para controlar la velocidad, la DGT tiene en funcionamiento un nuevo radar Pegasus que se suma a los tres ya en servicio que operan desde sus bases cubriendo la vigilancia de las carreteras, sobre todo secundarias, de Levante, Galicia, Castilla y León, Asturias, Cantabria, Zona Centro y Andalucía.

 

RECOMENDACIONES PARA LA CARRETERA

  

Por otra parte, la DGT recomienda revisar el vehículo antes de salir de viaje, planificar el itinerario para evitar imprevistos, realizar descansos cada dos horas, respetar la velocidad establecida, no ingerir alcohol o drogas y utilizar los dispositivos de seguridad en todos los asientos del vehículo.

  

Igualmente, recuerda que hay que tener precaución ante el incremento de bicicletas en las vías en la temporada estival, adaptar la conducción al tipo de vía por el que se circule y poner atención a los adelantamientos.

  

En el caso de los ciclistas, Tráfico hace hincapié en la necesidad de usar el casco y de usar correctamente las luces, además de usar un aprenda reflectante por la noche. Este último consejo lo hace extensivo a los peatones que caminen por vías fuera de poblado.